El deporte femenino, lejos de lograr la igualdad - Revista Haz

El deporte femenino, lejos de lograr la igualdad

Women’s Sports Institute y la Universidad Francisco de Vitoria han elaborado la primera ‘Radiografía del deporte femenino en España’. Los números, a pesar de exitosos en cuanto a logros olímpicos, advierten de grandes déficits respecto a los hombres en el deporte escolar, federado y la dirección. Analizamos con Laura Múgica, directora de WSI, los datos.

Pabellón Olímpico de Barcelona. Verano de 1992. La Ciudad Condal y España viven en plena ebullición el movimiento olímpico. En una calurosa tarde y bajo la mirada de miles de aficionados, la judoka Miriam Blasco consigue la primera medalla de oro de una deportista española en unos juegos olímpicos de verano.

Un hito deportivo que reflejó todo lo bueno y lo malo hasta entonces de las mujeres en España. Totalmente secundarias en algunas disciplinas y olvidadas en otras muchas, Barcelona 92 fue un punto de inflexión para el deporte femenino profesional.

Solo basta con ver los números alcanzados desde ese momento: 46 medallas en los juegos olímpicos -entre los de verano e invierno-. La última es Queralt Castellet, en la disciplina de halfpipe (una modalidad de snowboard freestyle) en los pasado Juegos de Pekín. Cifras especialmente destacadas en las últimas competiciones: 13 en Londres 2012, 7 en Río de Janeiro 2016 y 7 en Tokio 2020. 29 medallas que superan a las 25 del deporte masculino en el mismo periodo de tiempo.

Sin embargo, estos números no reflejan la precariedad de la base. “Los datos son peores de lo que imaginábamos. La sensación es que las cosas están teniendo resultados en esa parte, la más visible del deporte, pero queda un enorme camino por recorrer y solo se conseguirá si de verdad se ponen las cifras encima de la mesa y existe la voluntad política desde las diferentes instituciones de progresar en serio”, advierte Laura Múgica, de Women’s Sports Institute, en la entrevista con Revista Haz.

Un análisis macro

“Entre tres socias hemos creado una empresa que quiere impulsar el deporte femenino. Lo primero que vimos es que hay muy poca información y datos estructurados sobre este. Contamos el proyecto a la Universidad Francisco de Vitoria y entre los dos estamos preparando un ambicioso Observatorio del Deporte Femenino, cuya primera entrega es la Radiografía del deporte femenino en España”, explica Múgica, cofundadora junto a María Pardo de Santaya y Gabriela Álvarez de este proyecto y los objetivos del estudio.

Para llevar a cabo el análisis se recabó información de diferentes fuentes que elaboran datos siempre desde una perspectiva más macro y más global del deporte, tratando de recopilar toda la información referida al deporte femenino.

“Y luego, lo que creo es más importante, les hemos dado una lectura global tratando de ver puntos de coincidencia en el análisis. La realidad es que nos ha salido un informe bastante consistente en las conclusiones”, añade Múgica.

A la presentación de la primera Radiografía del deporte femenino en España en la Universidad de Francisco de Vitoria acudieron dos mujeres del espectro del deporte femenino.

María López García fue jugadora de la selección española de hockey hierba, disciplina deportiva que conquistó también el oro en los Juegos de Barcelona 92. “Necesitamos concienciar del problema que existe en el deporte federativo y en la ocupación de cargos importantes por parte de las mujeres. Demandamos políticas de promoción para que se visibilice el deporte femenino y que las niñas desde pequeñas practiquen deporte para aprender valores y también por salud”, destaca la exdeportista olímpica.

El Consejo Superior de Deportes, máximo organismo regulador en esta materia, estuvo representado por Natalia Flores, directora de Programas de Mujer y Deporte CSD.

“Nos gustaría que hubiera más mujeres”, aunque Flores, una mujer en la dirección deportiva, no cree que la situación sea tan pesimista porque los datos han mejorado en los últimos años.

“En la reglada -deporte federado- no se observa, pero en la no reglada va subiendo el número y desde el Consejo Superior del Deporte intentamos crear políticas públicas para fomentar el deporte”, concluye.

"Demandamos políticas de promoción para que se visibilice el deporte femenino y que las niñas desde pequeñas practiquen deporte para aprender valores y también por salud". María López García.

Distanciados también con los países de nuestro entorno

Todo éxito deportivo tiene un punto de partida: el deporte federado. Es aquí donde se forja la trayectoria de las futuras deportistas profesionales. Sin embargo, también es donde existen las mayores diferencias entre hombres y mujeres: 77% frente ante un 24%.

Si los comparamos con países de nuestro entorno, la situación es aún más alarmante. Francia, por ejemplo, se sitúa en casi 10 puntos más, 32%. Números conseguidos en este país después de muchos años con programas educativos y sociales que están impulsando de manera determinada el deporte en las primeras etapas educativas.

Para Múgica, esta diferencia tiene que ver “por un lado, con la falta de interés en el deporte en la edad crítica de las jóvenes entre 13 y 17 años, producida por la falta de respaldo social e impulso educativo a la práctica deportiva en las niñas, y también a la fuerza del fútbol como deporte muy presente entre los chicos”.

“A pesar de la evolución social y el gran cambio que hemos experimentado las mujeres en esta década, los números aún siguen siendo bajos. De ahí inferimos que como en otros campos, sin una planificación y un proyecto como sociedad parece que será difícil acelerar el cambio. Cuando se pone el foco y se fija un objetivo social sensato las cosas se mueven”, añade Múgica.

<p>Foto: Universidad Francisco de Vitoria. Presentación del informe 'Radiografía del deporte femenino en España'.</p>

Foto: Universidad Francisco de Vitoria. Presentación del informe 'Radiografía del deporte femenino en España'.

Por comunidades, Extremadura, Andalucía y Murcia son los espacios donde la práctica deportiva de mujeres es preocupante por su baja presencia, con un 14%, diez puntos por debajo de la media nacional.

“El análisis de las comunidades autónomas es un jarro de agua fría”, lamenta la fundadora de Women’s Sports Institute, quien considera que “son las propias comunidades que deben conducir a la reflexión y potenciar el deporte desde la base”.

Pero, ¿qué ocurre en los colegios? ¿Está ‘masculinizado’ el deporte en las aulas? “Sin duda, todavía hoy en día hay una gran cantidad de colegios donde el deporte es una ‘maría’, orientado a hacer un poquito de ejercicio y los chicos con la pelota a pegarle patadas. Perdón por el estereotipo a la hora de definir el deporte en los colegios, pero aún es así en muchos sitios”, valora Laura Múgica.

Y destaca que “para que el deporte sea una asignatura importante y exista una organización que haga que la práctica tanto por niñas como por niños sea ordenada, divertida y educativa falta un camino enorme. Pero habrá que empezar a hacerlo”.

Problemas y soluciones

Colegios, deporte federado y dirección de la mujer en el deporte. Estos bien podrían ser los tres pilares sobre los que se asienta el desarrollo deportivo.

Y si en los dos primeros suspendemos, en el último punto la situación no mejora: solo hay dos mujeres al frente de las 59 federaciones (olímpicas y no olímpicas) y 13 entre los 117 miembros de la Asamblea del Comité Olímpico Español (COE).

“Cifras de risa si no diera un poco de pena. Hay muchas mujeres muy capaces de liderar el cambio y la nueva visión. El deporte debería ser una representación de la sociedad, así que fíjate el camino que queda por andar”, se lamenta Múgica.

Si en igualdad en los colegios y el deporte federado España suspende, en la dirección en el deporte la situación no mejora: solo hay dos mujeres al frente de las 59 federaciones.

Una de las veteranas en la dirección de entidades deportivas es María Victoria Pavón, presidenta del Leganés, club de la LaLiga SmartBank. “Siempre he sido muy trabajadora y para nada considero que el fútbol sea un mundo de hombres. El fútbol no es más que otra empresa, eso sí, con matices diferentes, y tanto hombres como mujeres estamos capacitados para llevarlo adelante. Dentro de los posibles candidatos a la presidencia estaba yo, y al final salí elegida”, narra la presidenta del Leganés en una entrevista con Carta de España.

Sobre su papel y el de las mujeres en la dirección deportiva, Pavón reflexiona que “no es que se necesiten más mujeres en puestos de responsabilidad en la industria del fútbol, se trata simplemente de darle normalidad”.

“Si queremos luchar por la igualdad y cambiar algunos conceptos, para afrontar cuestiones como la violencia de género, tenemos que empezar por entender que la capacitación es la misma. Ese es el mensaje que debemos dar a las nuevas generaciones. Que vean que la mujer puede optar a puestos de responsabilidad porque está tan capacitada como el hombre para dirigir, ya sea un club o una empresa”, añade.

El cambio debe ser global”, resume Múgica sobre los datos de la primera Radiografía del deporte femenino en España y posibles soluciones. Un escenario de cambio donde también debe tener participación el mundo empresarial, siempre motor importante del deporte.

“Es evidente que si no hay retorno en la inversión las empresas tienen cosas mejores que hacer, pero si se dan las circunstancias para que el deporte femenino sea un buen ‘negocio’ en términos de retorno de la inversión, las cosas pasarán. Para las empresas el retorno de la inversión se mide en visibilidad y reconocimiento de marca y para la sociedad en términos de progreso, salud pública y futuro para nuestros jóvenes”, añade la fundadora de WSI.

Mientras llega ese cambio global, el gobierno ha presentado el plan Iguales en el Deporte. El proyecto se basa en el desarrollo de políticas públicas y en la organización de actos cuyo objetivo siempre sea el de visibilizar la diversidad y acabar con la discriminación de las mujeres o el colectivo LGTBI. Además, también luchará contra la discriminación de las personas con discapacidad.

El plan ‘Iguales en el Deporte’ se basa en el desarrollo de políticas públicas y en la organización de actos para visibilizar la diversidad y acabar con la discriminación.

José Manuel Franco, presidente del Consejo Superior de Deportes, será el encargado de liderar dicha estrategia. El secretario de Estado ha asegurado que “la política de igualdad es un pilar fundamental” para el organismo que lidera y ha defendido que el deporte sea “un espacio de igualdad” del que la sociedad pueda aprender.

El plan, según ha indicado el mismo CSD, contará con una notable inversión por parte del gobierno. Ya se ha destinado una partida específica de cerca de 32 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado procedentes del conocido como Plan Social del Deporte.

Este, a partir de los fondos europeos, está basado en el “desarrollo de políticas deportivas de inclusión e igualdad”, destaca el CSD. A lo largo de la legislatura, esta cantidad aumentará hasta los 77,9 millones de euros.

El CSD, por otro lado, ha anunciado la creación del llamado Observatorio de la Igualdad en el Deporte. Oficialmente se ha definido como “un órgano especializado en esta materia que se encargará de velar por las buenas prácticas en materia de igualdad y de no discriminación en el ámbito deportivo”.

Herramientas, sin duda, necesarias para que la próxima radiografía del deporte femenino en España dejé atrás el suspenso.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.