“¿Qué más necesitamos para probar que las mujeres son un plus para la economía?”

Irene Natividad es una activista internacional por los derechos de las mujeres. Preside el Global Summit of Women, conocido como el ‘Davos de las mujeres’, que este año reunirá en mayo en Madrid, por primera vez en España, a líderes de más de 60 países. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, hemos conversado con ella sobre los progresos y las principales barreras en la lucha por la igualdad de género.
Ana Muguerza8 marzo 2024
<p>Irene Natividad lucha por la igualdad de las mujeres y su acceso a puestos de responsabilidad desde hace más de 40 años. Foto: Global Summit of Women.</p>

Irene Natividad lucha por la igualdad de las mujeres y su acceso a puestos de responsabilidad desde hace más de 40 años. Foto: Global Summit of Women.

La estadounidense Irene Natividad lleva más de 40 años luchando por los derechos y la igualdad de las mujeres. Primero en la universidad y, después, en la política y el mundo de la empresa, donde ha ocupado importantes cargos. Actualmente preside la Corporate Women Directors International (CWDI), desde donde promueve la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las principales empresas a nivel mundial.

Considerada una de las ‘100 mujeres más poderosas de América’ por el Ladies Home Journal y poseedora de la Legión de Honor francesa, lejos de amilanarse ante los obstáculos, no ha dudado en ‘perseguir’ personalmente, informes en mano, a los primeros espadas de grandes compañías y de mercados de valores para convencerles de la necesidad de ofrecer puestos de responsabilidad a las mujeres.

Natividad es también fundadora y presidenta de Global Summit of Women, la cumbre que cada año reúne en un país a empresarias y políticas líderes de todo el mundo para intercambiar experiencias y aumentar la visibilidad y la influencia femenina en la economía y la sociedad en general. Una cita que este año se celebrará entre el 9 y el 11 de mayo en Madrid.

El Global Summit of Women se viene celebrando desde principios de los 90, ¿cuánto han avanzado las mujeres desde aquella primera cumbre de hace 30 años?

Ahora hay más mujeres y niñas educadas que nunca, y en muchos países, las mujeres graduadas universitarias superan en número a los hombres, como en España y Estados Unidos, mi país. Ahora hay más mujeres que trabajan fuera de casa y cobran por ello, aunque no tanto como los hombres. Hay más mujeres que crean pequeñas empresas, de modo que representan el 30% de las pymes a nivel mundial.

Pero no confundamos el progreso con el éxito. Las mujeres pueden tener más formación, pero no ocupan empleos acordes con sus habilidades y capacitación. Ningún país ha solucionado la brecha salarial entre mujeres y hombres, y las mujeres que quieren iniciar un negocio todavía tienen más dificultades para obtener préstamos para sus empresas. La discriminación sexual en todos los aspectos de la vida pública todavía existe, porque los estereotipos sobre lo que las mujeres pueden hacer siguen arraigados en el duro muro de la cultura.

¿Son esos estereotipos los que alejan a las mujeres de los puestos de poder?

Son las viejas percepciones de lo que las mujeres son capaces de hacer. Recuerde, los hombres siguen estando mayoritariamente a cargo, ya que ninguno cedió nunca el poder. Si nos fijamos en Estados Unidos, vemos que un expresidente todavía se niega a reconocer que perdió, o mire a los líderes africanos, que supuestamente introdujeron la democracia, luego se acostumbraron al poder y no renunciarán a sus roles.

Debido a que hay tan pocas mujeres a cargo (solo el 8% de los directores ejecutivos de Europa son mujeres), es difícil para ellas aspirar a esos roles. No puedes imaginar lo que no puedes ver, por eso los modelos a seguir son importantes. Y, por eso, lleno los paneles de la cumbre con mujeres líderes de diferentes partes del mundo.

“No confundamos el progreso con el éxito (…). La discriminación sigue presente porque los estereotipos sobre lo que las mujeres pueden hacer continúan arraigados en el duro muro de la cultura”.

¿Cuáles son los principales objetivos del Global Summit of Women?

La cumbre proporciona una plataforma para intercambiar lo que funciona para promover el progreso económico de las mujeres, ya sea a través de políticas gubernamentales, programas corporativos o experiencias empresariales. También introduce a las mujeres en lo que significa el ‘mercado global’ a través del contenido de la cumbre, de los oradores que seleccionamos deliberadamente de diferentes países y de las mismas mujeres que conocen en este foro global de más de 60 países.

Algunas mujeres renuncian a sus carreras porque no pueden conciliar ¿Es la conciliación del trabajo y la vida familiar uno de los mayores enemigos de las mujeres?

Si les hacemos la misma pregunta a los hombres: “¿Cómo compaginan la familia con el trabajo?”, la respuesta no puede ser “Tengo una esposa estupenda que es la mejor madre del mundo”. Hay que proporcionar políticas de permisos de paternidad que permitan a los hombres compartir el cuidado de la próxima generación de trabajadores y talentos.

El trabajo de cuidado de la familia no es genético, como descubrieron los hombres durante la pandemia mientras estaban encerrados en casa; se dieron cuenta de que cuidar a los niños y hacer las tareas del hogar es un trabajo duro, pero necesario. La pregunta trillada que se plantea a todas las mujeres triunfadoras de “¿Cómo se las arregló para triunfar en su carrera mientras tenía hijos?”, se basa en el estereotipo de que el trabajo de los cuidados es una responsabilidad innata de las mujeres. No existe ningún gen que diga que solo las mujeres pueden limpiar una cocina, barrer o dar de comer a los niños.

<p>El Global Summit of Women, conocido como el 'Davos de las mujeres', se celebrará a partir del 9 de mayo en Madrid. Foto: Global Summit of Women.</p>

El Global Summit of Women, conocido como el 'Davos de las mujeres', se celebrará a partir del 9 de mayo en Madrid. Foto: Global Summit of Women.

¿Qué aporta el liderazgo femenino a las empresas? ¿Y a los países?

Antes de la pandemia de la covid, McKinsey hizo un informe que mostraba que el 40% del PIB mundial en 2019 se debía a la actividad económica de las mujeres. Claramente, la búsqueda de la igualdad de condiciones para las mujeres en el mercado global es por el bien de las naciones, y no solo por una cuestión de equidad y justicia, ¿a qué país no le gustaría tener un PIB más alto?

En la actualidad hay más de cien estudios que muestran el argumento a favor de la equidad económica de las mujeres: que las empresas con un liderazgo más diverso en los consejos de administración y la alta dirección se correlacionan con un mejor rendimiento financiero.

¿A qué empresa no le gustaría ganar más dinero? ¿Cuántos estudios más necesitamos para demostrar que las mujeres son un plus para la economía?  Es matemática simple: ¡dos personas en una familia ganan más que una! Hace un tiempo, Boos Inc. publicó un informe que llamaron The Third Billion, es decir, el impacto económico de las mujeres si se les permitiera participar plenamente en la economía de su país.

Los países y las empresas deben ver que el avance de las mujeres en la esfera económica es lo mejor para ellos. La equidad para las mujeres significa un PIB más alto para los países y mejores resultados para las empresas. También hubo un informe de McKinsey hace unos años que encontró que el 60% de los ejecutivos corporativos entienden el tema de la equidad económica de las mujeres, pero solo el 29% actúa al respecto. Para mí, es muy claro y simple, pero para llegar a la acción hay que ver a las mujeres de una manera diferente.

“No existe ningún gen que diga que solo las mujeres pueden limpiar una cocina, barrer o dar de comer a los niños”.

Las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en la ciencia, la tecnología y la ingeniería, las materias STEM, ¿por qué?

Ahora he llegado a la conclusión de que estos temas no se han enseñado bien a las niñas y mujeres. De hecho, hay un informe que muestra que, en los primeros grados, las niñas igualan a los niños en habilidades matemáticas, pero a medida que crecen, surgen viejas percepciones de que los temas STEM no son femeninos y que quienes estudian estas disciplinas no siempre son alentadas por maestros varones o niños en esas clases. ¿Cuántas mujeres economistas ves? Una vez más, no puedes emular lo que no puedes ver.

En España, el Gobierno ha impuesto cuotas para aumentar la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las grandes empresas y en la Administración, ¿qué opina de las cuotas femeninas?

¡Creo que son absolutamente necesarias! Actualmente existe un universo de mujeres ejecutivas y empresarias que están preparadas para ocupar puestos en la dirección de las empresas, pero muchas no están llamadas a hacerlo. Por otro lado, existe un universo de empresas interesadas en tener más mujeres consejeras. Esos dos universos no suelen coincidir: la oferta de mujeres preparadas para formar parte de juntas directivas y la demanda en el ámbito corporativo. Lo que hacen las cuotas es forzar la demanda acelerando el cronograma para que las empresas puedan alcanzar un porcentaje objetivo (generalmente entre el 30-40%).

Las mejores leyes de cuotas tienen sanciones por incumplimiento, por lo que Francia e Italia no solo han alcanzado sus objetivos de cuotas, sino que los han superado entre sus empresas de primera línea. España tiene un objetivo ‘blando’ -sin sanciones-, por lo que ha tardado más, pero se han logrado avances considerables (32,4% de mujeres consejeras, según el informe de IESE/Atrevia).

Las críticas surgen de la percepción errónea de que las cuotas lo que hacen es ascender a mujeres de menor cualificación. Hicimos un informe que negaba esa percepción; no hay suficiente espacio aquí para hablar de ello. Piense en los consejeros hombres mayores que no dominan la parte digital y se enfrentan a un mercado donde la tecnología es clave: ¿Están más cualificados para dar una visión a estas compañías?

“¿Un consejo a las mujeres que quieren progresar en sus carreras?Encuentra la pareja adecuada en la vida. Si no tienes un cónyuge que te apoye, tendrás dificultades para avanzar en tu carrera, sin importar cuán hábil e inteligente seas”.

Usted se ha mostrado partidaria de que las mujeres usen el poder económico que tienen para promover la igualdad…

Como se ha visto en estudios, las mujeres toman el 80% de las decisiones de compra en las economías desarrolladas, pero aún no han utilizado su poder adquisitivo para avanzar en sus objetivos. Islandia llevó a cabo con éxito boicots laborales en un día para dejar claro que son fundamentales para el funcionamiento de su país.


NOTICIAS RELACIONADAS
“La científica Margarita Salas no fue reconocida hasta los 90 por ser mujer”
Mujeres y liderazgo empresarial: ¿grietas en el techo de cristal?
El poder transformador del liderazgo femenino


¿Qué consejo daría a las mujeres que quieren progresar en sus carreras?

Encuentra la pareja adecuada en la vida. Si no cuentas con un cónyuge que te apoye, tendrás dificultades para avanzar en tu carrera, sin importar cuán hábil e inteligente seas.

¿Cree que está muy lejos el día en que el techo de cristal se rompa definitivamente para la mayoría de las mujeres?

No será durante mi vida, pero sigo trabajando para ello.

¿Podría decirnos a una mujer que admire y por qué?

Tantas que es difícil elegir una. Estoy muy orgullosa de las mujeres en general: se educaron cuando la familia se lo impidió; encontraron trabajo incluso cuando la gente decía que no estaban cualificadas; crearon negocios cuando nadie creía que pudieran hacerlo. Son resilientes, persistentes e insisten en seguir adelante a pesar de los muros que tienen delante.

Comentarios