Casi el 17% de los inversores españoles asigna más del 50% de su cartera a ASG - Revista Haz

Casi el 17% de los inversores españoles asigna más del 50% de su cartera a ASG

Según una encuesta de Vontobel, más de un 30% ya asigna entre un 25% y un 50% de activos a estas inversiones. Los clientes que destinan más de un 50% de su cartera a este tipo de inversiones ronda el 17%.
HAZ21 enero 2022

Si hay una tendencia que ha despuntado en los últimos años ha sido la inversión en estrategias ASG (ambientales, sociales y de gobernanza). Y todo parece indicar que este impulso puede mantenerse en el tiempo. Según una reciente encuesta realizada por Vontobel entre asesores financieros a nivel global, la inversión ASG va a crecer con fuerza en los próximos años.

El número de clientes que invierten con estos criterios ha aumentado considerablemente en los últimos tres años, pasando del 8% al 18%, según este estudio. Como cabía esperar, los clientes europeos son un motor clave de esta tendencia (41% para Europa en los próximos tres años), pero se esperan aumentos en las tres regiones analizadas: Europa, Asia Pacífico y América.

Los datos de la encuesta muestran que España se sitúa por encima de la media global, aunque queda por debajo de sus principales vecinos europeos. El porcentaje de clientes de asesores financieros que invierte en estrategias ASG se ha duplicado en tres años, desde el 10% hasta el 20%, y en 3 años se prevé que supere el 35%.

Como explica Belén Vila Martínez, responsable de Fondos de Inversión ESG de Santander Private Banking, “el crecimiento de la inversión de este tipo de fondos en España podría crecer con fuerza y alcanzar fácilmente el 40% en los próximos tres años”, considera la experta.

Los asesores de las tres regiones analizadas esperan que sus asignaciones ASG crezcan hasta 2025. El aumento más significativo se producirá en Europa, con un incremento de las asignaciones del 20 al 40%; seguido de América, que pasará del 11 al 20%; y de Asia-Pacífico, donde se espera un repunte menor, del 15 al 21%.

De acuerdo con la encuesta, en países como Italia, ese dato podría alcanzar el 57%. En estos momentos, son los alemanes los que más invierten con estos criterios. Según la encuesta, el porcentaje que asigna dinero a estas estrategias es ya el 35%.

Otra cuestión que se analiza en este estudio es el porcentaje asignado en la cartera media de los clientes y, por el momento, las cifras muestran que sigue siendo poco relevante. Los resultados señalan que a nivel global el patrimonio del 50% de los clientes destinado a este tipo de inversiones oscila entre el 6 y el 25% y que un 37% apenas dedican cantidad alguna y, que si lo hacen, el porcentaje en la cartera no supera el 5%.

Los datos del estudio en España muestran que la cartera media de los asesores encuestados destina un porcentaje mayor a este tipo de estrategias ASG y más de un 30% ya asigna entre un 25% y un 50% de activos a estas inversiones. Los clientes que destinan más de un 50% de su cartera a este tipo de inversiones ronda el 17%.

También crece el número de clientes que no invierte en este tipo de estrategias, pero que tiene la intención de hacerlo en el futuro. España está a la cabeza en este ranking, ya que un 27% de los clientes de los encuestados prevé poner parte de su dinero en inversiones ASG en los próximos tres años.

¿Cuáles son los motores de este crecimiento?

La encuesta señala que el principal motivo que subyace en esta tendencia de crecimiento constante es crear un impacto positivo en el planeta (57%), pero en el futuro se espera que la demanda de los clientes sea la razón principal (60% en todas las regiones). Esto es especialmente cierto en APAC (74%) y América (68%), lo que indica un gran potencial de crecimiento en el futuro.

De hecho, parece que la pandemia ha tenido que ver mucho en este cambio que se ha producido entre los inversores. En concreto, un 67% de los inversores españoles están más interesados en invertir en productos ASG, de acuerdo con los resultados de la encuesta.

Pero el aumento de este tipo de inversiones no solo depende de la voluntad de los inversores. Para Vila Martínez que esta tendencia mantenga la senda del crecimiento “es una responsabilidad compartida entre todos: el regulador tiene que crear el marco en Europa y elaborarlo; la industria, tanto los clientes como los proveedores, debemos seguir adaptándonos a esta norma y, al mismo tiempo, evolucionar”, indica la experta.

En su opinión, “el asesor es el que tiene que sembrar las ideas en sus cabezas de por qué estas inversiones merecen la pena. En cuanto a los clientes, si ven algo que no les gusta o necesitan más aclaraciones, tienen que ser francos con nosotros. Es un círculo en el que todos vamos en la misma dirección”.

Impacto en el rendimiento

Durante mucho tiempo, el impacto que la inversión ASG tenía sobre el rendimiento ha sido objeto de debate. Sin embargo, como señala Nabil El-Asmar Delgado, Country Head de Vontobel para Iberia, “muchos de los asesores con los que hablamos parecían estar de acuerdo en que la ASG tiene, en el peor de los casos, un impacto benigno o, más comúnmente, positivo en el rendimiento”.

En este sentido, Vila Martínez considera que “a largo plazo son superiores. A corto plazo puede haber pequeñas compensaciones, pero creo que ASG ha demostrado que tiene la misma rentabilidad o incluso superior a la de un índice tradicional. Aquellas empresas con mejor puntuación ambiental, social y de gobierno tienen una mayor rentabilidad para los inversores que las que no la tienen”.

Pero todavía quedan retos por delante. Vila Martinez apunta que la combinación de la sobrecarga de información y la falta de información adecuada es un obstáculo para los asesores y, en consecuencia, para que la inversión ASG evolucione. “Los analistas reciben mucha información… El reto que estamos viendo es precisamente qué hacer con esa información, que es muy técnica, y cómo transmitirla de forma digerible a los clientes para que la entiendan”, señala.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.