"Conseguimos que la vida de los mayores tenga sentido" - Haz

“Conseguimos que la vida de las personas mayores siga teniendo sentido”

Lucía Saborido fundó con 23 años el primer centro Saraiva en Pontevedra, un nuevo modelo para cuidar a los mayores, con atención muy personalizada basada en sus necesidades. La meta de esta emprendedora es cambiar el sistema de cuidados en España, centrándolo en las personas y con impacto social.
<p>Lucía Saborido fundó con solo 23 años Saraiva, un emprendimiento con el que quiere generar impacto social.</p>

Lucía Saborido fundó con solo 23 años Saraiva, un emprendimiento con el que quiere generar impacto social.

A muchos nos da miedo envejecer: la soledad, la pérdida de capacidades, la carga para nuestros familiares, la falta de un propósito o incluso una razón de ser… No poder seguir siendo nosotros y no aportar a los demás.

Lucía Saborido ha conseguido cambiar esta realidad a todos los mayores que atiende en Saraiva, un emprendimiento social que ofrece servicios para la atención de personas mayores poniendo sus prioridades en el centro para que sigan desarrollando una vida plena hasta el final de sus días.

Pero no se conforma con eso, quiere cambiar el sistema de cuidados a mayores en España para que su filosofía impregne a todo el sector y nuestros mayores tengan una vida con sentido. Para ello ha desarrollado una formación para acompañar a otros centros que buscan un cambio cultural hacia la personalización de la atención y a la mejora continua, llegando ya a más de 4.000 profesionales del sector.

Perseverante, convincente, reflexiva, cuidadora y empática, Lucía, en vez de conformarse con las soluciones existentes para cuidar de su padre, y viendo la invisibilidad y paternalismo con el que se trata a las personas mayores, no paró hasta que logró crear el sitio ideal para él y, de paso, para todos los mayores. Saraiva cuenta en la actualidad con cinco centros en Galicia y la idea es extenderlos a todas las comunidades.

¿Qué es Saraiva?

Es un emprendimiento social que tiene por propósito acompañar a las personas mayores en sus proyectos de vida, creando oportunidades para una vida con sentido.

Desde la apertura en 2005 de nuestro primer centro de día para personas mayores en Pontevedra, hemos trabajado para desarrollar un tipo de centro que ofrezca diferentes modalidades de atención adaptados a cada persona: de día, atención en el hogar, unidad de memoria y distintas formas de alojamiento. Siempre basándonos en sus necesidades, preferencias, metas, sueños… De esta manera, podemos ofrecer soluciones personalizadas para afrontar cualquier etapa del proceso de envejecimiento.

¿Por qué nace?

Trabajando como enfermera en un hospital, observaba la invisibilidad de las personas mayores cuando comienzan un deterioro, y la tendencia al paternalismo por parte de los profesionales y de sus familias.

Me propuse hacer las cosas de manera diferente y que la atención se centrara en acompañar a las personas para que puedan continuar con sus proyectos de vida. Para conseguirlo, nos centramos en la historia de vida de cada persona y así, poder entender sus comportamientos, sus valores, sus gustos y preferencias y acompañarlo desde ‘su’ perspectiva.


NOTICIAS RELACIONADAS
Envejecer en una vivienda colaborativa, una opción saludable con algún reto pendiente
Soledad y aislamiento de las personas mayores: un reto social a resolver
Abordando el envejecimiento: políticas públicas y oportunidades de negocio


¿Qué queréis cambiar con Saraiva?

Queremos cambiar el actual modelo de cuidados y convertirnos en un agente de cambio e innovación referente en el ámbito del envejecimiento que genere impacto social.

Queremos demostrar que el modelo de cuidados centrado en las personas es posible e inspirar a otros para que se sumen a este cambio. El reto es conseguir que este modelo teórico se baje a tierra y sea real.

Muchas entidades piensan que la atención centrada en la persona es decorar un centro o escribir la historia de vida. Este modelo es mucho más profundo, es entender lo que es importante para cada persona y alinearlo con lo que hace en el día a día. Conseguir que su vida siga teniendo sentido.

¿Cuál es vuestro mayor reto ahora mismo?

Poder llegar a más personas sin perder nuestra esencia. Hemos tenido oportunidades de crecimiento con operadores que priman más la rentabilidad económica que las personas. Claro que somos sostenibles, pero, si queremos un buen cuidado, hay que centrarse también en los profesionales y mejorar las condiciones laborales ofreciendo un desarrollo profesional que consiga la fidelización.

En nuestros centros, prima la estabilidad laboral y el fomento de un clima estable y sano de trabajo, lo que permite construir otro tipo de relaciones y conseguir un modelo centrado en ‘todas’ las personas: personas mayores, equipo, familias y organización.

¿De qué estás más orgullosa?

Del equipo que hemos creado. La mayoría de los profesionales que realizan prácticas en nuestros centros pasan a formar parte del equipo y comenzamos un plan de desarrollo donde se potencian las habilidades blandas, la corresponsabilidad y la autonomía.

De hecho, contamos con más de cien profesionales y un alto porcentaje tienen una antigüedad superior a diez años. Se puede decir que hemos creado una gran familia Saraiva.

Queremos cambiar el actual modelo de cuidados y convertirnos en un agente de cambio e innovación referente en el ámbito del envejecimiento que genere impacto social.

¿Mayores logros y mayores meteduras de pata?

Puse en marcha Saraiva con 23 años. Los comienzos fueron difíciles porque ser mujer joven, no generaba confianza. Para hacerme valer, mi estilo de liderazgo era más autoritario.

Con el tiempo aprendí que si quería cambiar las cosas tenía que inspirar a los demás y generar un proyecto donde las personas sintiesen que formaban parte. De esta forma, pasé de ser jefa, a liderar equipos para convertimos en centros abiertos a la comunidad donde compartimos nuestra forma de hacer las cosas y generamos alianzas exitosas.

¿Cuándo considerarías que el proyecto Saraiva está concluido? ¿Qué indicador mediría el impacto?

A nivel de crecimiento, estaríamos satisfechos con llegar a tener un centro Saraiva en cada comunidad autónoma donde poder desarrollar nuestro modelo e inspirar a otras entidades a sumarse al cambio a través de nuestra formación. De esta forma, conseguiríamos el cambio de modelo de cuidados de forma escalable.

A nivel del modelo Saraiva no veo que tenga un hito concreto ya que nos gusta la mejora continua, la innovación y sumar nuevas metodologías que enriquezcan los cuidados por lo que siempre habrá margen de mejora.

Con el tiempo aprendí que si quería cambiar las cosas tenía que inspirar a los demás y generar un proyecto donde las personas sintiesen que formaban parte. Así, pasé de ser jefa, a liderar equipos.

¿Cómo va Saraiva a nivel empresarial?

Podemos decir que Saraiva a nivel empresarial es una empresa consolidada y con más de quince años de experiencia que demuestran que nuestro modelo económico y de gestión es rentable y sostenible.

Saraiva, a nivel empresarial, está orientada a la excelencia y a la creación de valor sostenible. Nos basamos en indicadores de información financiera tradicionales a los que incorporamos indicadores de información extrafinanciera vinculados a líneas de acción social, medioambiental y de gobernanza para conseguir impactos que fomenten una sociedad más inclusiva y justa.

Sí que hemos pasado en estos últimos años dificultades económicas vinculadas a la situación sanitaria provocada por la covid-19, y, a día de hoy, podemos decir que ya hemos vuelto a resultados prepandemia lo que nos permite seguir abriendo nuevos centros.

1 de 5
<p>Foto: Saraiva.</p>

Foto: Saraiva.

2 de 5
<p>Foto: Saraiva.</p>

Foto: Saraiva.

3 de 5
<p>Foto: Saraiva.</p>

Foto: Saraiva.

4 de 5
<p>Foto: Saraiva.</p>

Foto: Saraiva.

5 de 5
<p>Foto: Saraiva.</p>

Foto: Saraiva.

¿Qué es para ti un emprendedor social? ¿Se hace o se nace?

Un emprendedor social es un agente de cambio que busca promover una alternativa social o cultural en su entorno generando impacto social. Considero que una persona emprendedora surge por alguna experiencia que ha vivido a lo largo de su vida por lo que un emprendedor social se hace.

¿Tu mayor virtud y tu mayor defecto?

Mi mayor virtud es la perseverancia y mi mayor defecto es creer que las personas se van a implicar de la misma manera que lo haría yo.

¿Qué consejo daríais a los emprendedores sociales que vienen?

Que sigan su propósito e intuición. Cuando me propuse emprender y crear Saraiva, muchas personas cercanas a mí me echaban para atrás diciendo que lo más fácil era seguir siendo enfermera. Me decían que dónde iba yo a meterme en el mundo de los mayores…

Considero que, si ves algo que puedas mejorar, inténtalo siempre, aunque fracases, porque no tendrás nunca la duda de no haberlo intentado.

Si ves algo que puedas mejorar, inténtalo, aunque fracases. Así no tendrás nunca la duda de no haberlo intentado.

¿Qué huella quieres dejar en el mundo?

Esta pregunta me la he hecho muchas veces. Mi mayor legado sería haber contribuido a cambiar el modelo de cuidados en España. Un modelo que consiga atraer a las personas y que se ajuste a las expectativas de cada uno de los agentes del cuidado.

Poder ser uno mismo siempre y donde se acompañe de una manera en la que vivir siga valiendo la pena. De este modo, cuando yo sea mayor, disfrutaré de lo creado.

¿Qué mensaje te gustaría mandar a nuestros lectores?

Que el cambio de modelo de cuidados de las personas mayores debería ser una de las prioridades del Estado, sobre todo con la situación de envejecimiento de la población que tenemos en España.

Además, todos tenemos familiares mayores y todos vamos a ser mayores por lo que, de una manera u otra, esto nos afecta a todos. Colaboremos entre todos para que envejecer se convierta en algo positivo y avancemos y mejoremos como sociedad.

Comentarios