Emprendimiento y migración, juntos en 5 proyectos sociales - Haz

Emprendimiento y migración, juntos en cinco proyectos con impacto social

‘Hola América’ es una iniciativa de la organización de emprendimiento social Ashoka y la consultora chilena 2811 que busca acelerar proyectos innovadores para solucionar desafíos que enfrentan las comunidades migrantes en América Latina. Aquí, cinco iniciativas que ya están generando impacto.

América Latina y el Caribe enfrentan un fenómeno migratorio sin precedentes. De los casi 15 millones de migrantes en la región, más de la mitad han dejado sus países en los últimos cinco años, debido a situaciones de inestabilidad política, social y económica, desastres naturales y, recientemente, el covid-19.

Según el informe World Migration Report 2020, la migración refuerza el crecimiento y potencia la innovación mundial. Los migrantes tienden a ser más emprendedores que las personas locales.

Con la idea de potenciar la innovación surge Hola América, una iniciativa de Ashoka y la consultora chilena 2811. El programa busca fortalecer el ecosistema emprendedor y acelerar proyectos innovadores que den solución a desafíos que enfrentan las comunidades migrantes en América Latina.

Este programa tiene sus orígenes en el marco de la iniciativa de Ashoka Europa creada en 2016 bajo el nombre Hello Europe. Tras su éxito en más de 15 países de aquel continente, desde Ashoka Cono Sur, junto a la comunidad migrante local, se co-creó Hola Argentina en 2020 y desde el año pasado, la oficina local de Ashoka trabaja para su expansión en Latinoamérica.

Son tres los pilares fundamentales que Hola América busca trabajar: el fortalecimiento del ecosistema de actores relevantes en migración; la identificación y aceleración de innovaciones sociales con impacto en población migrante, y la colaboración con un cambio de narrativas en relación al fenómeno de la migración.

Ashoka es una organización que potencia emprendedores sociales innovadores con visión de cambio sistémico, que trabajan para resolver los problemas sociales más urgentes, y a la vez construye y activas redes para promover espacios donde todas las personas puedan desarrollarse como agentes de cambio que contribuyan al bien común.


NOTICIAS RELACIONADAS
Las mejores historias de emprendimiento e innovación social en América Latina
La migración de venezolanos, una oportunidad de crecimiento para la región


Juntos Aparte

Alex Brahim es uno de los emprendedores que forma parte del programa Hola América. Él es curador y director de proyectos culturales. También es director de la Fundación El Pilar en Cúcuta (Colombia), órgano gestor del proyecto Juntos Aparte, iniciativa presentada en el programa de aceleración.

Juntos Aparte es un encuentro internacional de arte, pensamiento y fronteras, que tiene como propósito ayudar a migrantes, sociedad de acogida, organizaciones civiles y comunitarias, artistas y pensadores. Tras dos versiones en 2017 y 2019, han logrado la mayor movilización ciudadana y cultural en pro de la integración en la frontera con más de 20.000 personas y más de 100 artistas. Se desarrollaron muestras en Bogotá y en Buenos Aires.

“En 2015, en Cúcuta, estábamos viendo las noticias y dijeron que Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, había decidido cerrar de forma unilateral la frontera con Colombia y expulsar a miles de colombianos, que vivían en esa zona del lado venezolano. Los que somos de allí hasta hace unos años no entendíamos o más bien no conocíamos la frontera en ese sentido de restricción del paso. En respuesta a esa crisis, creamos Juntos Aparte”, relata Brahim.

El proyecto es un circuito expositivo, donde las obras ilustran el fenómeno de la frontera y la migración. “El hecho de Colombia y Venezuela no es aislado, sino que responde a una sintomatología global de crisis migratoria. La cultura y el arte son un instrumento o un vehículo para poner en diálogo las identidades de los pueblos, sus realidades y sus problemáticas”, dice Brahim.

El director ejecutivo de la fundación está desarrollando un nuevo proyecto que se llama Kairós, una escuela de integración y cultura ciudadana. La iniciativa tiene una duración de cuatro meses y a través de prácticas artísticas como el dibujo, la pintura, el moldeado, la música y la expresión corporal, entre otras, se vehiculan una serie de módulos temáticos.

Se realizaron cuatro intervenciones en comunidades vulnerables de Cúcuta el año pasado. Actualmente, se lleva a cabo una nueva edición en otras dos comunidades. Participan niños entre 7 y 15 años. “Desde la Fundación hemos visto cómo se transforma la vida de las personas. En Kairós descubrimos que una niña estaba en un círculo de prostitución familiar y pudimos ayudarla a través del proyecto”, expresa Brahim

<p>Foto: Juntos Aparte. Muestra organizada por Juntos Aparte en el Museo de la Inmigración de Buenos Aires</p>

Foto: Juntos Aparte. Muestra organizada por Juntos Aparte en el Museo de la Inmigración de Buenos Aires

Corazón Migrante

Otro proyecto involucrado en Hola América es Corazón Migrante. Se trata de una plataforma digital que apoya a migrantes en su integración efectiva en el país de destino a través de acompañamiento psicoemocional. Está diseñado para impactar mejorando su adaptabilidad, incrementando su estado de bienestar, cultivando una actitud positiva y sentimientos de esperanza, felicidad, paz, confianza y enfoque hacia el futuro.

Merling Sapene es la directora del proyecto, es venezolana y vive en Montreal hace 22 años. Escribió un libro sobre la curva de cambio, una curva que permite ver el avance en el proceso de migración y de integración, con sus picos y sus bajos, que todo inmigrante vive. Mientras lo desarrollaba, decidió diseñar el taller vivencial. Eso finalmente desembocó en la plataforma, que primero se implementó en Chile y hoy se busca expandir a otros países.

“Empecé en Chile porque estaba aplicando a unos fondos que exigían que la prueba piloto se desarrollará en Latinoamérica. Contacté con Salvador Porta, un conocido de Venezuela, que es referente de una organización chilena que se llama Inmigrante Feliz. En conjunto, involucrando a un grupo de psicólogas, definimos el diseño completo. Esta etapa se llevó a cabo en 2020”, relata Sapene.

<p>Foto: Corazón Migrante. Se trata de una plataforma digital para la integración efectiva de migrantes en el país de destino. En la imagen, el equipo de este proyecto. </p>

Foto: Corazón Migrante. Se trata de una plataforma digital para la integración efectiva de migrantes en el país de destino. En la imagen, el equipo de este proyecto.

Fundación Genval

Teresa Lezcano nació en Cuba, pero lleva 30 años viviendo en Colombia. Trabajó durante muchos años en el sector privado, en 2008 fue contratada por la Alcaldía de Bogotá y, diez años después, decidió cambiar de rumbo y potenciar su trabajo en la Fundación Genval con emprendedores. Decidió trabajar con migrantes porque observó que Colombia empezó a recibir un flujo enorme de personas en un tiempo corto. En este país, viven dos millones y medio de migrantes venezolanos.

Esta fundación acelera emprendimientos y los acompaña en la inserción sostenida en el mercado. También, cuenta con una red de mentores, que está conformada por entrenadores de emprendedores y equipos comerciales de empresas.

“En la fundación hemos atendido a más de 2.500 emprendedores migrantes. Al pasar por nuestro ecosistema, el 96% de los emprendedores incrementaron las ventas de sus unidades productivas. Es decir, aumentaron sus ingresos, y también mejoraron las redes de contacto. Una de las fortalezas del programa es que genera redes de apoyo, que son muy importantes para emprender”, relata Lezcano.

<p>Foto:  Fundación Genval. Se trata de un proyecto de innovación para la inserción socioeconómica de migrantes en las comunidades de acogida</p>

Foto: Fundación Genval. Se trata de un proyecto de innovación para la inserción socioeconómica de migrantes en las comunidades de acogida

Tepuy

Proyecto Tepuy es otra iniciativa, que se lleva a cabo en Chile, y que ofrece capacitaciones en línea, como diplomados y formación certificada en oficios de alta demanda. La iniciativa cuenta con casi 2.000 graduados desde que se inició en febrero del 2021.  Entre otras metas, esta iniciativa se plantea tener una sede física, establecer alianzas con más universidades y realizar actividades presenciales.

Mary Ana Montesinos fue quien comenzó a desarrollar el proyecto. Ella es migrante venezolana y hace 19 años vive en Chile. “Empecé una organización de mujeres emprendedoras para que pudieran emprender en igualdad de condiciones con respecto a los hombres”, expresa.

En una primera instancia, la organización conectaba gente que tenía algo para donar con gente que necesitaba esa donación. Más tarde, se creó la alianza con una universidad que les permitió certificar los cursos.

Se han dictado más de 30 cursos y diplomados en distintas áreas. “En Chile no se encuentra un curso por menos de mil dólares, ni un diplomado por menos de 6.000. Para un migrante es muy difícil acceder. Nuestros cursos cuestan menos de 70 dólares y los diplomados más costosos, 200. Esto nos permite generar un modelo económico que permite que el proyecto sea sostenible”, cuenta Montesinos. La modalidad académica es flexible. Las personas se conectan vía Zoom dos horas por semana.

El programa genera cuatro impactos: capacitación de calidad certificada a un precio accesible para los migrantes de cualquier parte del mundo; la mayor parte de los profesores contratados están en Venezuela y reciben sueldos a valor internacional; fortalecer la mano de obra calificada en Chile, y el 20% de lo recaudado se dona a la venezolana Universidad del Zulia, muy afectada por cuestiones políticas.

Vídeo: Hola América. Mary Ana Montesinos es la impulsora de Proyecto Tepuy, que ofrece capacitaciones online a migrantes en oficios de alta demanda.

Semillero de emprendedoras Latam

Una de las iniciativas destacadas por Hola América, que se implementa en Argentina, es Semillero de emprendedoras Latam. Se trata de un programa de formación e incubación de emprendimientos de mujeres. La propuesta brinda competencias digitales y acompaña en el diseño de un modelo de negocios.

“En 2016 creamos la Asociación Mujeres Emprendedoras en Venezuela con la intención de formar un gremio. La idea era armar una comunidad. En paralelo, surgió la oportunidad de crear un programa de inclusión. Justo antes de la pandemia teníamos la inquietud de llegar con el programa a venezolanas en otros países. Diseñamos el programa, lo presentamos a algunas organizaciones, pero lo tuvimos que postergar por la crisis sanitaria. Nos postulamos a Hola América para empezar con la implementación. Este programa se llamó Semillero de emprendedoras Latam”, relata Peggy Rivas, directora general de la Asociación Mujeres Emprendedoras.

Respecto al impacto, Rivas apunta que “por el Semillero han pasado ya 200 mujeres, de las que 16 son migrantes. Del resto, el 10% migró después de hacer el programa en Venezuela”.

<p>Foto: Semillero de emprendedoras Latam. Se trata de un programa de formación e incubación de emprendimiento de mujeres migrantes en Argentina. </p>

Foto: Semillero de emprendedoras Latam. Se trata de un programa de formación e incubación de emprendimiento de mujeres migrantes en Argentina.

Comentarios