“Queremos multiplicar los gestos solidarios diarios con el redondeo al comprar” - Revista Haz

“Queremos multiplicar los gestos solidarios diarios con el redondeo al comprar”

Democratizar la solidaridad es el propósito de Worldcoo, la empresa social que recauda fondos para ONG a través del redondeo solidario, desde donde el emprendedor social Borja Goizueta quiere aportar su grano de arena para cambiar el mundo.
<p>Borja Goizueta, uno de los responsables de la plataforma Worldcoo, cree que con pequeños gestos solidarios se puede construir un mundo mejor. Foto: Worldcoo.</p>

Borja Goizueta, uno de los responsables de la plataforma Worldcoo, cree que con pequeños gestos solidarios se puede construir un mundo mejor. Foto: Worldcoo.

Worldcoo nos da la oportunidad para que, en nuestras acciones diarias, en cada compra, podamos, con poco esfuerzo, contribuir a hacer un mundo mejor, aunque sea donando solo diez céntimos en el momento de pagar para redondear la compra.

Consiguiendo de esta manera que pequeños actos solidarios formen parte de nuestro día a día. Lo que, además, crea un sentimiento reconfortante, de poder contribuir, de pertenencia, de orgullo, y una cadena de solidaridad. Si todos somos capaces de hacer aunque solo fuera un gesto solidario al día, nuestra sociedad tendría otra cara.

Borja Goizueta se percató de las dificultades que tenían las ONG para recaudar fondos para desarrollar sus proyectos y pensó en una manera fácil de obtenerlos: pedir microdonaciones a los usuarios de e-commerce o, lo que es lo mismo, una propina digital.

Al intentar hacer realidad esa idea, descubrió que ya la habían puesto en marcha Sergi Figueres y Aureli Bou, los fundadores de Worldcoo, que invitaron a Borja a sumarse al proyecto. Desde entonces, dedica todos sus esfuerzos a ofrecernos la oportunidad de aportar nuestro granito de arena a causas solidarias con el simple gesto de redondear hacia arriba cuando pagamos nuestras compras.

Él  mismo se define como una persona reflexiva y serena, pero de esa serenidad emana un profundo sentimiento de servicio a la sociedad y de búsqueda de mejora de las condiciones humanas, y permite generar un ecosistema de trabajo en el que empresas, ONG y consumidores suman fuerzas para aportar al bien común.

¿Qué es Worldcoo?

Worldcoo es una empresa social, una B-Corp, que ha apostado por nuevas tecnologías para obtener financiación para proyectos sociales de distintas ONG y fundaciones.

Obtenemos esa financiación a través del redondeo solidario, una tecnología con la que invitamos a los compradores, ya sea de tiendas físicas o e-commerce, a donar pequeñas cantidades en el momento de pagar sus compras. Simplemente añadir unos céntimos a tu compra, y donarlos a un proyecto social.

A día de hoy, hemos recibido más de 53 millones de donaciones, con las que hemos financiado 722 proyectos. Estamos en una fase de gran crecimiento, recibiendo entre 80.000 y 100.000 redondeos solidarios cada día. Nuestra apuesta es lanzar el redondeo solidario en distintos países de Europa y Latinoamérica.

Hasta hoy hemos conseguido más de 53 millones de donaciones, con las que hemos financiado 722 proyectos. Recibimos entre 80.000 y 100.000 redondeos solidarios cada día.

¿Por qué nace?

Nacimos con el objetivo de paliar las dificultades de las ONG para conseguir fondos para sus proyectos.

El origen de Worldcoo es un proyecto anterior de sus fundadores, Sergi Figueres y Aureli Bou, que crearon una ONG para conectar empresas con otras ONG para financiar proyectos en países en desarrollo. De lo aprendido en esa experiencia surgió la idea de Worldcoo. Así que nuestra misión fue, es y seguirá siendo financiar proyectos sociales.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Sergi, siempre dice: “Hemos conseguido convertir muchos noes en síes”. Y tiene razón, lo más difícil  es convencer a todas las partes involucradas.

Antes de que una marca active el redondeo solidario en sus tiendas, necesitamos convencer a su proveedor de pagos para que adapte nuestra tecnología, a la propia marca (directores de Marketing, de RSC, de sistemas de pago…) para que la integre en los datáfonos de cada tienda; a las ONG para que confíen en nosotros, y a los consumidores para que aprieten el botón de ‘OK’ y donen.

Pero sabemos que, cuando por fin conseguimos lanzar la iniciativa en un comercio, y todos comprueban con datos el impacto tan grande de un gesto tan sencillo, todo esfuerzo merece la pena.

<p>Worldcoo permite hacer microdonaciones a la hora de realizar el pago mediante el redondeo solidario. Foto: Worldcoo.</p>

Worldcoo permite hacer microdonaciones a la hora de realizar el pago mediante el redondeo solidario. Foto: Worldcoo.

¿De qué estáis más orgullosos?

Tenemos hitos de los que estamos orgullosos: 722 proyectos financiados, 53 millones de donaciones… Pero, más allá de los resultados, estamos orgullosos de no haber dejado de emprender.

Worldcoo se ha formado en base a un espíritu emprendedor, donde la base ha sido tener mucha iniciativa y activar un proceso de mejora continua. Así fue como decidimos, por ejemplo, ir más allá del mundo e-commerce, donde ya teníamos mucho camino recorrido, para entrar en las tiendas físicas.

¿Qué queréis cambiar con Worldcoo?

Aunque suene manido, creemos en un mundo más justo, con menos pobreza, desigualdad, crisis medioambiental, sufrimiento… Y para conseguirlo, las ONG juegan un papel esencial, son absolutamente irremplazables.

Lo que queremos en Worldcoo es ayudar a las ONG para que puedan desarrollar todos sus proyectos. Para conseguir eso, lo que intentamos cambiar es el paradigma de la solidaridad, consiguiendo que pequeños actos solidarios formen parte de nuestro día a día. La solidaridad no tiene por qué traducirse solo en acciones ocasionales, y las donaciones no tienen por qué estar solo al alcance de quienes más tienen.


NOTICIA RELACIONADA
10 tendencias en captación de fondos y el creciente papel de la tecnología


Entre algunos colectivos, el tercer sector está a veces desprestigiado, ¿cómo hacéis para asegurar que los fondos se emplean en lo que se ha declarado en la plataforma y que tienen el impacto que dicen?

Hay un trabajo previo y otro posterior con cada ONG con la que trabajamos. En el previo, antes de firmar el acuerdo de colaboración con la entidad, esta debe superar nuestro proceso de screening, para garantizar que cumple nuestros estándares de transparencia y buenas prácticas.

En segundo lugar, en Worldcoo solamente financiamos proyectos concretos de las ONG. Una vez nos llega el interés de un comercio en apoyar a esa ONG a través de una campaña de redondeo solidario, lo primero que hacemos es seleccionar el proyecto que mejor encaje con dicha empresa (y con sus clientes).

En tercer lugar, como todas las donaciones que recibimos son vía tarjeta de crédito (no recibimos donaciones en efectivo) nuestra tecnología permite una trazabilidad absoluta de todas las aportaciones recibidas. Y aprovechamos esa trazabilidad para darle un plus de transparencia a todo el proceso. Por ejemplo, en nuestra web publicamos en tiempo real las donaciones y cantidad recibida para cada proyecto.

Por último, una vez hemos recaudado los fondos, antes de entregarlos a la entidad pedimos una memoria del proyecto, imágenes de realización, etc.

1 de 3
<p>Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo. </p>

Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo.

2 de 3
<p>Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo. </p>

Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo.

3 de 3
<p>Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo. </p>

Algunos proyectos financiados gracias al 'redondeo solidario'. En Mozambique, para ayudar a frenar la propagación de la covid-19; en España, para colaborar con la labor solidaria de la ONG Mi Princesa Rett, y, el tercero, para repartir tiendas en campos de refugiados. Fotos: Worldcoo.

¿Qué ofrecéis a las empresas?

En general, una excelente oportunidad de generar un impacto positivo en nuestra sociedad. Y, además, involucrando a gran parte de la comunidad de la empresa: trabajadores, clientes, puntos de venta…

Piensa que, por ejemplo, en los supermercados Eroski, se han recaudado 3,7 millones de euros en menos de dos años, con los que se han financiado 34 proyectos sociales.

A nivel de servicio, nuestra máxima es hacer el proceso sencillo, rápido y transparente para todos los que participan en él: empresas, ONG y donantes. En el caso de las empresas, esto se traduce en gestionar cualquier aspecto relativo a la ONG, formar al personal de caja, agilizar el proceso de donación, recibir y monitorizar en tiempo real las donaciones, publicar online la marcha del proyecto, garantizar el destino de los fondos, etc.

¿Cuál es vuestro mayor reto ahora mismo?

Estamos en un momento de grandes retos y oportunidades. El mayor seguramente sea consolidarnos internacionalmente en algunos países donde ya hemos dedicado recursos a lanzar el redondeo solidario, principalmente en el sur de Europa y en algunos países de Latinoamérica, como Ecuador.

¿Mayores logros y mayores meteduras de pata?

Nuestro mayor logro es haber conseguido financiar 722 proyectos sociales, con más de un millón de beneficiarios directos. También, como empresa B-Corp, estamos muy orgullosos de haber sido reconocidos como Best companies for the world por B-Lab durante los últimos siete años.

Y luego hay algo más interno, y de lo que estamos muy orgullosos, que es el espíritu de equipo y el ambiente que generamos entre todos, incluso trabajando a distancia.

Una metedura de pata fue dedicar tiempo a desarrollar nuestra solución de donaciones para un país donde, después de un tiempo trabajando, descubrimos que está prohibido por ley usar logos o imágenes de ONG en los puntos de venta. Salir a otros mercados es siempre muy complejo y lo hemos ido aprendiendo.

¿Qué es para ti un emprendedor social? ¿Se hace o se nace?

En primer lugar, no creo que haya una fórmula exacta. En segundo lugar, creo que el emprendedor social se hace, pero también que tiene que haber una inquietud y un compromiso social firme, que en muchos casos viene de cuna es decir, de los valores que te han inculcado desde pequeño.

En tercer lugar, si tuviera que decidirme por algunas características comunes, serían tres: imaginación o visión a largo plazo para tener muy claro el problema que quieres resolver; la valentía para resistir y aprender de los errores, y la humildad para confiar en quienes te rodean.

Los emprendedores presentan tres características comunes: visión a largo plazo para tener muy claro el problema que quieres resolver; la valentía para resistir y aprender de los errores, y la humildad para confiar en quienes te rodean.

¿Tu mayor virtud y tu mayor defecto?

Qué difícil. Las personas que tengo cerca en mi vida aprecian que soy humilde, calmado y reflexivo, especialmente ante las dificultades. A la vez, les pongo un poco nerviosas porque intento abarcar muchas cosas y eso me lleva muchas veces a la dispersión o, directamente, al despiste.

¿Qué consejo darías a los emprendedores sociales que vienen?

Que siempre tengan presente el propósito, a largo plazo, de sus proyectos. Incluso si los números no salen, las manos no llegan, y se entra en la clásica rueda del día a día que te absorbe y no te deja ver más allá.

Siempre hay que tener una parte del foco puesta en tu visión del proyecto a largo plazo, en el problema que quieres resolver con tu iniciativa. Servirá de guía cuando lleguen las correcciones, los fracasos, o incluso el momento de pivotar.

Nosotros pensábamos que el mundo se estaba digitalizando a tal velocidad que pusimos todo nuestro esfuerzo en desarrollar las donaciones en e-commerce… y, hoy por hoy, el grueso de los proyectos sociales que financiamos es gracias al redondeo solidario en tiendas ‘físicas’.

También recomiendo, desde un punto de vista práctico, que se relacionen mucho con el entorno o comunidad del emprendimiento social. Está creciendo muy rápido en España, y hay muchos valores compartidos y muchas sinergias que aprovechar.

Mi consejo a los nuevos emprendedores sociales es que siempre tengan presente el propósito a largo plazo de sus proyectos. Incluso, si los números no salen, las manos no llegan, y se entra en la clásica rueda del día a día que te absorbe y no te deja ver más allá.

¿Qué huella quieres dejar en el mundo?

Quiero que nuestro modelo de solidaridad tenga éxito en muchos lugares, porque eso significará que hemos ayudado a hacer un mundo más solidario.

Al final, cada vez que una persona pulsa el botón de ‘OK’, lo que está haciendo en realidad es ayudar a otra persona, en otro lugar del mundo, que está en dificultades.

Eso está ocurriendo casi 100.000 veces al día en España, y no ha hecho más que empezar. Así que queremos multiplicar exponencialmente el número de gestos solidarios que hay cada día en el mundo. Esa sería nuestra ‘huella’, y me gustaría que mi trabajo y mi tiempo ayuden a mi equipo a conseguirlo.

¿Qué mensaje te gustaría mandar a nuestros lectores?

Que el mundo ya dispone de la tecnología, el talento y las ganas para resolver todos los problemas a los que nos enfrentamos. Hace falta que nos unamos y nos coordinemos más y mejor entre todos: sector privado, sector público y ciudadanía.

A nivel particular de Worldcoo, les pediría que confíen en las ONG y las apoyen de todas las maneras posibles.

Comentarios