Soluciones innovadoras para proteger a las abejas - Revista Haz

Salvar a las abejas: soluciones innovadoras para proteger la especie más importante del planeta

Las abejas son consideradas la especie más importante del planeta. Por ello, son muchas las soluciones que organizaciones y empresas están llevando a cabo en los últimos tiempos con un claro objetivo: protegerlas. Desde refugios para abejas en las paradas de autobús y plaguicidas naturales a colmenas inteligentes, entre otras medidas.
María Díaz9 diciembre 2022

La Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute designaron oficialmente a las abejas como los animales más importantes del planeta, al considerar que son el único ser vivo que no transporta ningún tipo de patógeno, con lo que se evita la propagación de epidemias causadas por hongos, virus o bacterias en humanos.

Es más, según una investigación hecha por la Universidad Mayor (Chile), el 70% de la agricultura mundial se da gracias a la acción de las abejas, lo que equivale al 35% de la producción de alimentos. Los seres humanos dependemos de ellas para alimentarnos y sobrevivir.

Sin embargo, a pesar de esta evidencia, las abejas están desapareciendo. De hecho, el Libro Rojo de las Especies Amenazadas establece que el 90% de esta especie en el mundo ha desaparecido por el uso indiscriminado de pesticidas y la deforestación.

Así, son muchas las acciones que se están planteando y llevando a cabo para conseguir su supervivencia.

Colmenas inteligentes en Israel

La empresa Beewise, ubicada en Israel, es un ejemplo de ello. Ha creado una colmena impulsada por robótica de precisión, visión por ordenador e inteligencia artificial.

Es una casa de abejas, literalmente. Cuesta 15 dólares al mes y puede llegar a albergar 2 millones de de esta especie. Una casa inteligente, donde están vigiladas las 24 horas del día.

Gracias a ello, se ha podido comprobar el éxito del proyecto. Y es que, como cuentan sus propios creadores, cuando una colmena se expone a cualquier peligro, por ejemplo, parásitos, o experimenta temperaturas irregulares, su sistema responde inmediatamente aplicando una solución programada.

Una colmena cuyos beneficios son muchos y muy prometedores: puede duplicar la capacidad de polinización y la producción de miel, a la vez que disminuye la tasa de mortalidad de las colonias.

De hecho, como explica Saar Safra, director general de Beewise, no solo las abejas no mueren, sino que prosperan.

<p>Las colmenas 'inteligentes' de Beewise vigilan a las abejas permanentemente y puede llegar a albergar 2 millones de estos insectos. Foto: Beewise.</p>

Las colmenas 'inteligentes' de Beewise vigilan a las abejas permanentemente y puede llegar a albergar 2 millones de estos insectos. Foto: Beewise.

Refugios para abejas en las paradas de autobús 

Desde hace meses, la cuarta ciudad más grande de los Países Bajos, Utrecht, ha equipado sus paradas de autobús con techos cubiertos de suculentas, iluminación LED y asientos de bambú.

La idea de estos refugios para abejas responde a la necesidad de mejorar las condiciones de vida y la salud de los vecinos de Utrecht sacando el máximo provecho del espacio público, concienciando y, además, ayudando a la naturaleza, creando un espacio bee-friendly.

Estos techos verdes, además de apoyar la biodiversidad, almacenan agua de lluvia y permiten regular la temperatura y capturar partículas de polvo. Este proyecto responde a otra necesidad: mejorar las condiciones de vida y la salud de los ciudadanos. Y de momento, según medios del país, esta medida está siendo bien acogida.

En total, son 316 paradas de autobús las que se están convirtiendo en estaciones ecológicas, transformando a la ciudad en un ejemplo inspirador para el resto.

<p> En Utrecht, Holanda, han convertido más de 300 paradas de autobús en refugios para las abejas. Foto: Wikipedia.</p>

En Utrecht, Holanda, han convertido más de 300 paradas de autobús en refugios para las abejas. Foto: Wikipedia.

Alternativas sostenibles a los pesticidas

Los peores enemigos de las abejas son los pesticidas. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) estima que la mayor amenaza para las abejas es la pérdida de su hábitat, resultado de los cambios en las prácticas agrícolas.

Y es por ello que la Comisión Europea quiere reducir a la mitad el uso de pesticidas químicos. De hecho, recientemente la iniciativa ciudadana europea Salvar a las abejas y agricultores, que promueve prohibir los pesticidas sintéticos en la Unión Europea para 2035 y restaurar la biodiversidad, ha logrado el millón de firmas necesario para que Bruselas estudie si propone medidas en este sentido.

Y las alternativas naturales que siempre han estado ahí, comienzan a cobrar cada vez más importancia y se convierten en herramientas prometedoras para reemplazar estos componentes químicos tan dañinos.

Recientemente, un estudio internacional, publicado en Journal Proceedings of Royal Society B, ha descubierto que muchas especies de hormigas tienen una eficacia similar o superior a los pesticidas. Una opción natural que se convierte en una herramienta útil en la lucha contra las plagas.

En concreto, los investigadores observaron 26 especies de hormigas y descubrieron el poder real que tiene en la lucha contra otras plagas como son las orugas y otros insectos. Y, además, los túneles que crean bajo tierra sirven para airear el suelo, lo que ayuda a las plantas a absorber oxígeno.

Si bien es cierto que las hormigas pueden traer consigo otro tipo de plagas, el estudio también ha tenido este factor en cuenta y propone remedios naturales para compensar este hecho. Como, por ejemplo, sembrar fuentes alternativas de azúcar para que sean consumidas por las hormigas.


NOTICIAS RELACIONADAS
La conservación de la biodiversidad, el seguro de vida del planeta
Los riesgos de la pérdida de biodiversidad para el planeta y la salud humana


La sustitución de los pesticidas tiene múltiples de beneficios para el medio ambiente y en especial, para las abejas. Y es que causan estragos en su sistema nervioso central, revela un estudio publicado en la revista especializada Frontiers. Los productos químicos afectan la capacidad de estos polinizadores para volar en línea recta, lo que les dificulta buscar comida y pone en riesgo su supervivencia.

Y lo más preocupante es que comprobaron que son insecticidas de uso común, como el sulfoxaflor y el neonicotinoide imidacloprid, los que pueden afectar profundamente el comportamiento visual de las abejas.

Ayudar a preservar las abejas es posible

Organizaciones ambientalistas como Greenpeace aseguran que los humanos pueden preservar y restaurar el número de abejas en el planeta con solo evitar pisarlas al verlas en el suelo, prohibir el uso de pesticidas, proteger el hábitat natural, impulsar la agricultura ecológica y promover los jardines floridos.

Además, con pequeñas acciones cotidianas, cada uno puede realizar gestos que favorezcan individualmente esta importantísima especie: plantar flores portadoras de néctar con fines decorativos en balcones y jardines; comprar miel y otros productos a nuestro apicultor más cercano, y concienciar a los niños sobre su importancia.

Comentarios