España quiere ser referente mundial en economía de impacto, según expertos

Organizaciones referentes del ecosistema español de impacto presentan en el Congreso de los Diputados sus propuestas para afrontar los retos sociales y medioambientales.

HAZ13 mayo 2024
<p>Foto: Foro NESI.</p>

Foto: Foro NESI.

La inversión de impacto supone en España 1.200 millones de euros y es clave para avanzar hacia un nuevo modelo económico que sitúe a las personas y el planeta en el centro, y que impulse una economía más sostenible, justa y colaborativa.

Así se ha manifestado en la jornada Avanzando hacia una Nueva Economía que ha congregado recientemente en el Congreso de los Diputados a más de 200 personas y 15 organizaciones interesadas en participar en el desarrollo de estrategias y políticas públicas, y convertir a España en un referente mundial en economía de impacto. En el encuentro, organizado por el Foro NESI, acudieron empresas, asociaciones, emprendedores y políticos, con el objetivo de promover una visión de país compartida que apueste por la economía de impacto.

“Con esta jornada queremos demostrar que el ecosistema de impacto en España es diverso, está unido y tiene soluciones para afrontar los grandes retos de nuestro país. Por eso, tendemos nuestra mano a los partidos políticos para que cuenten con nosotros a la hora de desarrollar estrategias y políticas públicas que ayuden a transitar hacia una economía más inclusiva, democrática y sostenible”, ha señalado Diego Isabel La Moneda, director de Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social.

En la cita intervino también Belén Viloria, directora ejecutiva de B Lab Spain y Movimiento B Corp, quien ha valorado positivamente la creación de las Sociedades de Beneficio e Interés Común (SBIC), una nueva figura jurídica que reconoce a las empresas con propósito para que puedan contribuir a promover una economía más humana. Se aprobó en el Congreso en 2022, y actualmente está pendiente de que se apruebe el reglamento para que se ponga en marcha.

Por su parte, Manuel Lencero, cofundador y CEO de UnLimited Spain, ha destacado que ya existen directivos disruptivos que desde sus empresas apuestan por la transformación social y medioambiental. Pero considera necesaria “la colaboración público-privada para seguir avanzando e impulsar un cambio sistémico que soporte un nuevo modelo económico en el que las empresas no sean parte del problema, sino de la solución. Una idea idea que ha sido compartida por Carlos Mataix, presidente de El Día Después, que ha abogado por la necesidad de fomentar un diálogo social multiactor para avanzar hacia una visión de país compartida, basada en la confianza, la capacidad de escucha y la diversidad económica, social y generacional.

Carlos Cordero, responsable de Alianzas Institucionales de la Asociación de Empresas por el Triple Balance (Sannas), ha presentado la propuesta europea Empresas por un Mañana Mejor, cuyo objetivo es construir una economía sostenible, inclusiva, justa y verde para la UE de cara a las próximas elecciones, que se celebrarán del 6 al 9 de junio.

El emprendimiento de impacto y juvenil juega un rol fundamental en este impulso hacia una nueva economía: a un 82% de la juventud española les gustaría trabajar en un trabajo que implique un impacto positivo tanto social como medioambiental, según el informe El Futuro es Clima, 2022. En este sentido, Mireya Diouri Bravo, project manager de Talento para el Futuro, ha afirmado que “España se encuentra en un momento crucial para convertirse en referente y dar soluciones a las preocupaciones de su juventud, apostando por un modelo económico que defiende sus valores, y ponga a las personas y al planeta en el centro”.

Irene Milleiro, directora general de Ashoka España, ha compartido su experiencia de cómo se pueden impulsar estrategias para fomentar el emprendimiento social en España mediante un enfoque sistémico que contribuya a resolver problemáticas comunes, como hacen los emprendedores de Ashoka. Por su parte, Antonio González, director de Impact Hub Madrid, ha señalado la importancia de seguir visibilizando la economía de impacto, porque ahora solo se ve la punta del iceberg, pero hay muchas empresas y organizaciones que están trabajando desde la base, aunque todavía no son conocidas.

Para transitar hacia un nuevo modelo económico, la inversión de impacto se presenta como una herramienta fundamental. En la actualidad, moviliza 1.164 billones de dólares de capital gestionado a nivel global, según The GIIN, y en España supone 1.200 millones de euros. Así lo ha trasladado José Luis Ruiz de Munain, director general de SpainNAB, quien ha compartido cómo esta inversión que se destina a empresas o proyectos busca generar un impacto social y/o medioambiental positivo y tiene gran capacidad de crecimiento.

Entretanto, Íñigo Alli, director de Relaciones Institucionales de Ilunion, ha concluido que esta jornada “es una demostración de cómo las empresas con propósito, la economía social, el emprendimiento, la inversión de impacto, las fundaciones y las asociaciones se comprometen con nuestro tiempo, con la naturaleza y con nuestra sociedad para generar impacto económico, social y medioambiental y para ello necesitamos que las Administraciones públicas fomenten más políticas públicas y se involucren más”.

Comentarios