España vaciada: pequeñas comunidades, grandes proyectos

Enfrentar los desafíos de la España vaciada requiere una combinación de innovación, sostenibilidad y colaboración entre todos los actores. Importantes empresas han decidido apostar por la energía de estas comunidades locales con proyectos que están demostrando cómo estas sinergias pueden revitalizar áreas rurales, mejorar la calidad de vida de sus habitantes y reducir el impacto ambiental.
<p>El impacto de la despoblación y la pérdida de servicios en las zonas rurales de España dificulta el acceso a alimentos frescos y otros productos. La cadena de supermercados Dia, en alianza con la empresa social  La Exclusiva, trata de paliar este problema en la provincia de Soria. Foto: Dia.</p>

El impacto de la despoblación y la pérdida de servicios en las zonas rurales de España dificulta el acceso a alimentos frescos y otros productos. La cadena de supermercados Dia, en alianza con la empresa social La Exclusiva, trata de paliar este problema en la provincia de Soria. Foto: Dia.

En un mundo cada vez más consciente de la importancia de la sostenibilidad, estas iniciativas ofrecen un modelo a seguir para otras regiones y sectores. Actuar de manera sostenible es crucial no solo para preservar el planeta, sino también para asegurar un futuro próspero y equitativo para todas las comunidades. La colaboración entre el sector privado y las comunidades locales es la clave para lograr estos objetivos, demostrando que el desarrollo económico y la protección del medioambiente pueden y deben ir de la mano.

Repoblar el mundo rural

El problema de la despoblación del campo es una amenaza que afecta a grandes extensiones de nuestro país. Las zonas rurales van perdiendo población a favor de las ciudades a medida que sus habitantes más jóvenes buscan nuevas oportunidades laborales o educativas. Según los últimos datos disponibles del Banco Mundial, alrededor del 56 % de la población mundial —4.400 millones de habitantes— vive en ciudades. Se espera que esta tendencia continúe, ya que la población urbana aumentará a más del doble para 2050, momento en que casi siete de cada diez personas vivirán en ciudades. La consecuencia más directa es el abandono del medio rural.

Holapueblo es una iniciativa de Redeia, AlmaNatura e Ikea que busca repoblar y reactivar municipios rurales de menos de 5.000 habitantes. Facilita el contacto de personas que desean hacer realidad su proyecto de emprendimiento en el medio rural con pueblos en búsqueda de nuevos habitantes, y tiene un enfoque integral que incluye la creación de oportunidades de empleo, la mejora de la infraestructura y el fomento de la sostenibilidad.

Al atraer a nuevos residentes y emprendedores a estos pueblos, Holapueblo está ayudando a revertir la tendencia de despoblación que ha afectado a muchas áreas rurales.

El apoyo de empresas como IKEA no solo aporta recursos financieros, sino también experiencia en diseño y sostenibilidad, lo que permite la implementación de soluciones innovadoras para la vida rural. La colaboración con las comunidades locales asegura que las iniciativas se adapten a las necesidades específicas de cada pueblo, maximizando su impacto positivo.

<p>Holapueblo facilita el contacto de personas que desean hacer realidad su proyecto de emprendimiento en el medio rural con pueblos en búsqueda de nuevos habitantes. Foto: Holapueblo.</p>

Holapueblo facilita el contacto de personas que desean hacer realidad su proyecto de emprendimiento en el medio rural con pueblos en búsqueda de nuevos habitantes. Foto: Holapueblo.

Movilidad eléctrica en zonas aisladas

La popularización de los coches eléctricos es más complicada en zonas rurales que en áreas urbanas por una razón: los puntos de recarga son escasos. Según el último informe Infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en España, de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes) y el Observatorio de Sostenibilidad, el reparto de cargadores de uso público es bastante desigual y “se está dejando completamente atrás al medio rural, que permanece estancado, a pesar de suponer más de cuatro quintas partes de la superficie peninsular”. Según el estudio, casi siete de cada diez puntos de carga se encuentran en áreas urbanas.

El proyecto VIVe de Hyundai lleva coches eléctricos a pueblos aislados de muy pocos habitantes, reinventando la movilidad en las zonas rurales de España. Este proyecto no solo proporciona acceso a vehículos eléctricos, sino que también incluye la instalación de infraestructura de recarga y el apoyo técnico necesario para su operación. El plan de expansión de VIVe es superar los más de 40 pueblos adheridos a finales de 2024.

Este programa está diseñado para satisfacer las necesidades de movilidad de las comunidades rurales, ofreciendo una alternativa sostenible y económica a los vehículos tradicionales. Al reducir la dependencia de combustibles fósiles y promover el uso de energía limpia, contribuye a la protección del medio ambiente y mejora la calidad de vida de los residentes rurales.

<p>VIVe lleva coches eléctricos a pueblos aislados de muy pocos habitantes, encargándose también de la infraestructura de recarga. Foto: Hyundai.</p>

VIVe lleva coches eléctricos a pueblos aislados de muy pocos habitantes, encargándose también de la infraestructura de recarga. Foto: Hyundai.

Agricultura sostenible

La agricultura es un elemento fundamental de desarrollo económico, el eje de la alimentación de la población mundial. Sin embargo, tal como señala la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la agricultura y el uso de las tierras de cultivo es responsable de más del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero y del consumo del 70% de agua a nivel mundial. Precisamente en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, el pasado 5 de junio, este organismo recordó que la agricultura desarrollada mediante prácticas sostenibles puede desempeñar una función importante para revertir los efectos nocivos al medioambiente de esta actividad, como la contaminación del agua o la desertificación.

CO2-FraMed es un proyecto liderado por Acciona, la Universidad Politécnica de Madrid y la Federación Nacional de Comunidades de Regantes, cuyo objetivo es reducir las emisiones de la agricultura en la zona mediterránea mediante la implementación de sistemas de riego fotovoltaico autónomos. Estos sistemas utilizan energía solar para bombear agua, eliminando la necesidad de baterías de respaldo y reduciendo significativamente el impacto ambiental de las prácticas agrícolas tradicionales. Esto permitirá descongestionar la débil red de las zonas rurales de esta región y ahorrar más de 17.700 toneladas de CO2 en 10 años.

La adopción de estos sistemas no solo mejora la sostenibilidad de las explotaciones agrícolas, sino que también proporciona una fuente de energía renovable y económica para los agricultores. Además, al reducir la dependencia de combustibles fósiles y mejorar la eficiencia del riego, CO2-FraMed contribuye a la conservación de los recursos hídricos, un factor crítico en las regiones mediterráneas propensas a la sequía.

<p>CO2-FraMed implementa sistemas de riego fotovoltaico autónomos que utilizan energía solar para bombear el agua. Foto: CO2-FrMed.</p>

CO2-FraMed implementa sistemas de riego fotovoltaico autónomos que utilizan energía solar para bombear el agua. Foto: CO2-FrMed.

Alimentar a toda la población

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 de Naciones Unidas, plantea entre sus metas para 2030 asegurar el acceso de todas las personas a los alimentos necesarios para su subsistencia. Parece exagerado pensar que es necesario aplicar este objetivo en nuestro país, pero lo cierto es que según el I Informe de la Distribución Alimentaria de Proximidad en España, elaborado por Asedas, el impacto de la despoblación y la pérdida de servicios en las zonas rurales de España dificulta el acceso a alimentos frescos y otros productos y servicios básicos a más de 3,7 millones de personas que viven en municipios sin retail organizado. Según este estudio, alrededor de un 8% de la población reside en municipios sin una tienda de alimentación.

La cadena de supermercados Dia y La Exclusiva, un proyecto de emprendimiento social en la provincia de Soria que actúa como red de logística social y comercial, colaboran desde 2021 para facilitar el acceso a alimentos frescos y de calidad a los vecinos de la provincia, una de las regiones más despobladas de Europa. Desde su puesta en marcha el proyecto ha permitido a más de 15.000 vecinos de esta región, que viven en municipios sin tiendas ni comercios, acceder a alimentos frescos y de calidad.


NOTICIAS RELACIONADAS
La digitalización empieza a llenar de vida la España vaciada
Nuevas soluciones para repoblar la España rural
“Revertir la despoblación rural llevará 150-200 años, pero hay que actuar ya”


Conexión y comunicación sin interrupciones

El primer estudio sobre el impacto de Internet en la España vaciada, presentado por Europa, muestra con datos la magnitud de la brecha digital entre el campo y la ciudad: los habitantes de zonas rurales se conectan un 10% menos a Internet al día que la media española, usan un 9% menos las aplicaciones de mensajería instantánea y un 13% menos el email, consultan un 8% menos las páginas web de medios de comunicación y hacen un 13% menos de videollamadas.

Es la diferencia entre el querer y el poder, ya que de acuerdo con el estudio del Observatorio Asteo, uno de cada cuatro trabajadores que vive en zonas con menos de 1.000 y de 10.000 habitantes, y dispone de conexión a Internet, teletrabaja. Asimismo, el móvil, el PC portátil y la Smart TV son los tres dispositivos con mayor presencia y uso en los hogares de zonas rurales que disponen de conectividad.

<p>Villaescusa de Roa es un pequeño pueblo del sur de Burgos (118 habitantes) que se encuentra conectado gracias a la fibra ultrarrápida. Foto: Asteo.</p>

Villaescusa de Roa es un pequeño pueblo del sur de Burgos (118 habitantes) que se encuentra conectado gracias a la fibra ultrarrápida. Foto: Asteo.

Para tender puentes entre la necesidad y los medios, las empresas Asteo y Rede Aberta se han unido para crear Rurix, la primera plataforma de redes de fibra óptica 100% enfocada al medio rural para interconectar operadores con redes, de manera neutra, abierta y bidireccional. Como explicaron los CEO de ambas compañías durante su presentación, la ‘r’ del nombre representa su enfoque en el mundo rural, donde nace y se desarrolla, mientras que el sufijo ‘ix’ simboliza la interconexión. Por lo tanto, Rurix significa conectar de manera tecnológica y estratégica las áreas rurales.

Su objetivo es ofrecer una red de fibra óptica a 540.000 hogares en 14 provincias distribuidas en Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura, con una red de transmisión de 4.500 kilómetros.

Todos estos proyectos no solo mejoran la calidad de vida de los habitantes rurales al proporcionarles acceso a nuevas tecnologías y fuentes de energía limpia, sino que también protegen el medioambiente al reducir las emisiones y promover prácticas sostenibles. La participación activa de las comunidades locales en estos proyectos asegura que las soluciones se adapten a sus necesidades específicas, maximizando el impacto positivo y fomentando un desarrollo inclusivo y sostenible.

Comentarios