“Queremos que la tecnología se vea como una fuerza poderosa para el bien social”

“Somos un grupo privado de investigación en inteligencia artificial y usamos la tecnología más puntera para ayudar a las personas”. Así se presenta Saturno Labs, el laboratorio de innovación fundado por Natalia Rodríguez, que nos habla de cómo la IA puede generar impacto social positivo.
<p>Natalia Rodríguez quiere cambiar la percepción y el uso de la tecnología para que no sea vista solo como un medio para el avance económico, sino también para generar impacto social positivo. Foto: Saturno Labs.</p>

Natalia Rodríguez quiere cambiar la percepción y el uso de la tecnología para que no sea vista solo como un medio para el avance económico, sino también para generar impacto social positivo. Foto: Saturno Labs.

Natalia Rodríguez es una forofa de la innovación tecnológica, pero no para cualquier cosa, aquella que ayuda a mejorar la vida de las personas. Por eso fundó Saturno labs, un laboratorio que consigue poner la innovación tecnológica al servicio de la sociedad ya sea en el área de la medicina y la experiencia hospitalaria, los jóvenes o ayudando a paliar la soledad no deseada. Problemas que no solo afectan a un gran número de personas, sino que son muy complejos de solucionar. Pero si algo tiene la tecnología es la escalabilidad y el análisis, entre otras muchas cosas.

Su profundo conocimiento tecnológico, unido con la pasión de mejorar la vida de las personas y democratizar los beneficios de la tecnología, es un cóctel imbatible para generar un impacto excepcional en muchas áreas de nuestra vida y de nuestra sociedad.

Por ello, esta ingeniera ha ganado el Premio Nacional de Innovación 2023 del Ministerio de Ciencia en la categoría ‘Joven Talento Innovador’ y su laboratorio ha sido elegido por Amazon como uno de los nueve equipos de investigación de inteligencia artificial a nivel mundial.

¿Qué es Saturno Labs?

Saturno Labs es un laboratorio de innovación que actúa a modo de grupo privado de investigación en inteligencia artificial. Nos centramos en solucionar dos necesidades: la falta de transferencia tecnológica desde el mundo de la investigación y sus grupos de investigación en la universidad, así como crear tecnología que pueda generar impactos positivos en la sociedad en diferentes ámbitos.

¿Por qué nace? ¿Cómo se os ocurrió la idea?

La idea de Saturno Labs nació de una combinación de mi experiencia en tecnología, tanto en grupo de investigación como en corporate, y mi deseo de ver un impacto directo y tangible de la tecnología en la vida cotidiana. Durante mis estudios y trabajos iniciales, noté una desconexión entre los avances tecnológicos y su aplicación real en la mejora de la vida diaria. Saturno Labs fue creada para transformar esos avances en herramientas útiles y accesibles para todos.

¿Cuál son sus aplicaciones principales? ¿Qué impacto queréis conseguir?

Nuestras principales aplicaciones incluyen desde proyectos que ayudan a la monitorización de pacientes en hospitales, el diagnóstico temprano en enfermedades, la experiencia de paciente en el hospital, la gestión de la soledad no deseada en mayores o la intervención en salud mental para jóvenes. Estos proyectos han sido implementados en colaboración con instituciones públicas y privadas.

El impacto que buscamos es doble: por un lado, queremos democratizar el acceso a la tecnología avanzada, haciéndola accesible y útil para cualquier tipo de persona. Por otro lado, buscamos influir positivamente en la calidad de vida de las personas, proporcionando herramientas que mejoren su salud, educación y bienestar general.

“Queremos democratizar el acceso a la tecnología avanzada, haciéndola accesible y útil para cualquier tipo de persona, además de impactar positivamente en su calidad de vida, mejorando su salud, bienestar y educación”.

¿Qué queréis cambiar con Saturno Labs?

Con Saturno Labs aspiramos a cambiar la percepción y el uso de la tecnología en la sociedad. Queremos que sea vista no solo como un medio para el avance económico y profesional, sino como una fuerza poderosa para el bien social, capaz de resolver algunos de los problemas más complejos que enfrentamos como sociedad.

¿Qué es lo que más valoran los usuarios?, ¿y las empresas?

Los usuarios valoran principalmente la facilidad de uso y la relevancia personal de nuestras soluciones tecnológicas. Aprecian cómo la tecnología puede adaptarse a sus necesidades individuales y mejorar su calidad de vida de manera concreta. Las empresas, por su parte, valoran la capacidad de nuestras soluciones para reducir costes, mejorar la eficiencia y abrir nuevas oportunidades de mercado a través de la innovación.

¿Cómo va Saturno Labs a nivel empresarial?

A nivel empresarial, Saturno Labs ha alcanzado un punto de equilibrio financiero y está en una fase de expansión sostenida. Nuestros esfuerzos se centran ahora en escalar nuestras soluciones y explorar nuevas oportunidades de mercado en Latinoamérica y Estados Unidos. Además, vamos a seguir asentando el mercado español, cerrando acuerdos de colaboración con los actores principales de cada sector.

¿Cuál es vuestro mayor reto ahora mismo?

El mayor reto para nosotros en este momento es mantener el ritmo de innovación mientras escalamos globalmente. A medida que entramos en nuevos mercados, enfrentamos desafíos en cuanto a regulación, adaptación cultural y competencia local. Nuestro enfoque sigue siendo adaptar y personalizar nuestras soluciones para satisfacer las necesidades específicas de cada nuevo usuario y mercado que atendemos.


NOTICIAS RELACIONADAS
“Nuestro fuerte cariz social nos diferencia de otros ‘hubs’ rurales”
“La falta de referentes femeninos en el emprendimiento ha penalizado mucho”
“El valor de la música en nuestro desarrollo personal es enorme y no se conoce”


¿Cuáles son las mayores ventajas e inconvenientes de la inteligencia artificial? ¿Qué nos debe preocupar a la hora de desarrollarla y ponerla al alcance de la ciudadanía?

Las mayores ventajas de la inteligencia artificial incluyen su capacidad para automatizar tareas repetitivas (eso lo hace genial), mejorar la toma de decisiones mediante el análisis de grandes volúmenes de datos y escalar el alcance de muchos tipos de soluciones. En Saturno Labs hemos aprovechado estas ventajas para desarrollar soluciones innovadoras que abordan problemas complejos y que tienen un impacto importante positivo en la sociedad.

En cuanto a los retos de la IA, deberemos tener en cuenta el riesgo de sesgo en los algoritmos, el cambio que va a incorporar en algunos sectores debido a la automatización y la amenaza a la privacidad y seguridad de los datos.

¿Qué consejo darías a los reguladores?

Ya lo están haciendo, pero es importante que colaboren estrechamente con expertos en tecnología, ética y derechos humanos para crear marcos normativos que promuevan la innovación responsable. Es esencial que las regulaciones se enfoquen en proteger los derechos de los ciudadanos, garantizar la transparencia de la IA y fomentar la equidad en su desarrollo y despliegue, además de fomentar la innovación. Es algo complejo. También deben estar preparados para adaptarse rápidamente a medida que la tecnología evoluciona. Este es el verdadero reto, porque la IA evoluciona casi cada día.

“Los reguladores tienen que colaborar estrechamente con expertos en tecnología, ética y derechos humanos para crear marcos normativos que promuevan la innovación responsable”.

¿Cuál es la clave de vuestro éxito?

No sé si existe una fórmula secreta, y mucho menos si nosotros la tenemos. Lo que si hacemos en Saturno Labs es trabajar duro, intentar mirar al largo plazo y mantener nuestra independencia. También trabajar con la tecnología más puntera, investigando con ella. Esto nos permite realmente innovar o tomar decisiones basadas en la calidad de nuestra tecnología. Además, nos esforzamos por comprender profundamente las necesidades y preocupaciones de la sociedad, y trabajamos para desarrollar soluciones que no solo sean tecnológicamente avanzadas, sino que puedan crear cambios e impactar en la sociedad de forma positiva.

¿Qué valores de la sociedad estáis tratando de impulsar?

Estamos comprometidos a impulsar valores como la equidad, la responsabilidad, el trabajo en equipo o la inclusividad. En Saturno Labs, creemos firmemente en el poder de la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas, pero también reconocemos la importancia de hacerlo de manera que beneficie a todos, sin dejar a nadie atrás. Por ejemplo, tenemos una línea especial de inteligencia artificial para personas mayores u otra con la Fundación ONCE para personas con diversas capacidades.

La tecnología debe entender todas las necesidades. También me inspira mucho el trabajo realizado por Unoentrecienmil, donde se demuestra que la perseverancia y el confiar en los mejores profesionales da sus frutos, incluso donde todavía no puede llegar la Administración pública.

“El emprendimiento va asociado a la incertidumbre y si lo gestionas mal, es un handicap importante. También creo que el emprendedor debe madurar, formarse y aprender. Para ello, la práctica y el conocimiento profundo son claves”.

Ya que nos hablas de la Fundación Unoentrecienmil, de la que ambas formamos parte del patronato, ¿qué valor añades a la Fundación como nueva vicepresidenta desde tu experiencia en innovación y mejora de la sociedad?

Mi vinculación con esta Fundación viene de hace años. Siempre me ha parecido admirable la labor de Jose Carnero y su equipo. Para mí es muy reseñable el rigor y el compromiso con el que se hacen las cosas para buscar la cura de la leucemia infantil. Yo estoy presente en todas las tomas de decisiones e intento aportar mi visión para seguir avanzando e innovando con ellos con respecto a la investigación de esta enfermedad.

Volviendo a Saturno Labs, ¿qué ha sido lo más difícil?, ¿de qué estáis más orgullosos? Mayores logros y mayores meteduras de pata.

Lo más difícil quizás fue decidir qué íbamos a ser una empresa deep tech sin financiación de venture capital (capital riesgo) y sin ningún tipo de exclusividad. Necesitábamos tiempo e independencia para poder montar un verdadero laboratorio de innovación donde hacer cosas diferentes.

Lo que más nos genera orgullo es ver algunos de nuestros proyectos en los servicios públicos. En hospitales, en el plan nacional de drogas, en organizaciones sociales. Es muy bonito ver que tu tecnología impacta de verdad. En cuanto a logros, me quedo con el Premio Nacional de Innovación del Ministerio de Ciencia y con haber sido elegidos por Amazon como uno de los nueve equipos de investigación de IA a nivel mundial.

<p>Natalia Rodríguez recibiendo de manos de la reina el Premio Nacional de Innovación en la categoría ‘Joven Talento Innovador’. Foto: Saturno Labs.</p>

Natalia Rodríguez recibiendo de manos de la reina el Premio Nacional de Innovación en la categoría ‘Joven Talento Innovador’. Foto: Saturno Labs.

¿Qué es para ti un emprendedor social? ¿Se hace o se nace?

Para mí, un emprendedor social es alguien que utiliza principios empresariales para abordar y resolver problemas con un componente o mirada social. Creo que en general, hay un componente de estilo de vida que no se puede adquirir. El emprendimiento va asociado a la incertidumbre y si lo gestionas mal, es un handicap importante. Pero también creo que el emprendedor debe madurar, formarse y aprender. Y para eso, la práctica y el conocimiento profundo son claves.

¿Qué consejo le daríais a los emprendedores sociales que vienen?

A los emprendedores sociales les diría que, si quieren crear impacto, busquen maneras de que sus negocios sean sostenibles y de alguna manera rentables a lo largo del tiempo. Veo muchas iniciativas que se quedan a medias cuando se acaban los fondos u otros que dependen 100% de la caridad. A veces hay que tirar de ingenio o de mucha estrategia para hacerlo, pero creo que es la manera de crear el mayor impacto posible siempre que se pueda.

También creo que hay muchas maneras de tener impacto. Por ejemplo, considero que el tiempo que invierto como vicepresidenta de Unoentrecienmil merece muchísimo la pena y tiene más impacto que incluso otros proyectos.

¿Qué mensaje te gustaría mandar a nuestros lectores?

Pues que si tienen algún problema o proyecto en mente con impacto social y tecnología puntera o innovación, nos llamen. Desde Saturno Labs estamos volcados en poder ayudar en diferentes problemáticas y tenemos una vertical entera solo para impacto social. Ya trabajamos con grandes ONG, fundaciones… Pero queremos llegar más allá, haciendo equipo con todos los actores del sector. Y por supuesto, que, si no conocen Unoentrecienmil, busquen más información en su web. Merece la pena.

Comentarios