Prohíben Uber, ¡volvamos al transporte a caballo! - Revista Haz

Prohíben Uber, ¡volvamos al transporte a caballo!

Foto de HAZ
HAZ12 diciembre 2014

¿Cómo sería hoy nuestra movilidad si los criadores de caballos hubieran luchado por prohibir la fabricación de automóviles en serie al Sr. Ford? No me veo subida a un carro de caballos navegando por Internet desde mi smartphone. 

Visto así, lo entenderíamos como un claro freno al desarrollo y a la innovación. Es indiscutible que la civilización evoluciona cubriendo, cada vez a mayor velocidad, las necesidades que se van presentando.

Actualmente nos encontramos frente a una población empobrecida, ciudades colapsadas de vehículos y saturación de activos infrautilizados. Frente a esto, emprendedores, quienes ahora soportan el reto del crecimiento económico, encuentran soluciones innovadoras a problemas cotidianos sufridos por la sociedad en su conjunto.

El ya conocido carsharing (Bluemove), el alquiler de coches sin conductor entre particulares (SocialCar), el ridesharing (Blablacar) y aplicaciones de movilidad urbana (Uber) benefician claramente la economía del viajero y fomenta el uso eficiente del coche.

Ésta última es la más polémica ya que se enfrena a una regulación rígida y compleja, así como a unas prácticas jurásicas enquistadas.

En realidad el debate entre el poder judicial y Uber no se centra en la economía colaborativa sino que reside en la incapacidad de éste de alcanzar la velocidad de la tecnología y lo disruptivo.

Guste o no, se trata de tecnología y servicios de movilidad que aportan valor y satisfacen de forma más eficiente las necesidades del consumidor final, quien hoy tiene más voz que nunca.

La solución para evitar seguir subidos a un carro de caballos pasa por entender, evaluar y escuchar las nuevas prácticas y a sus usuarios.

Hoy este es el debate, mañana el coche autopilotado o muchos más que desconocemos. Claro está que el legislador no tiene la bola de cristal pero sí las herramientas para escuchar y evaluar de forma independiente los retos que se le presentan.

Si la disrupción aporta valor se quedará y todos tendremos que adaptarnos, leyes incluidas.

Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Por Mar Alarcón, fundadora de SocialCar.com
@maralarco
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.