Datos que cuentan... por ley

La creciente presión internacional –tanto de los organismos de la Unión Europa como de la OCDE, G-10 y G-20– para dar pasos hacia una mayor transparencia y armonización fiscal, unido al creciente impacto de la legislación sobre reporte de cuestiones no financieras, ha contribuido a incrementar los grados de transparencia de las multinacionales extranjeras.

Los datos más actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicados el 30 de septiembre del año 2020, informan de que en 2018 se contabilizaron –en los sectores de la industria, el comercio y otros servicios de mercado no financiero– 9.741 filiales de empresas extranjeras, que generaron una cifra de negocios de 553.850 millones de euros, ocuparon a 1.660.033 personas y totalizaron unas ventas fuera de España de 155.005 millones de euros.

Aunque los datos disponibles más actuales se refieren al año 2018 y, por tanto, no recogen la importante caída en la cifra de negocios que se ha producido en el año 2020 como consecuencia de la covid-19, las filiales de empresas extranjeras siguen siendo un tractor importante en nuestra economía, como arrojan los resultados de los últimos años, generando entre el 25 y el 30% de la cifra de negocio y entre el 10 y el 14% del empleo total en nuestro país.

Su contribución a las exportaciones españolas y la inversión en I+D es muy significativa: un 41,9% de las exportaciones son responsabilidad suya y un 12,9% del total de empresas que realizan I+D en España son empresas de capital extranjero, porcentaje que asciende al 34,4% en el caso de grandes empresas.

De acuerdo con la Estadística de filiales extranjeras en España (FLINT), publicada por el INE, Francia (17%), Alemania (14%) y Estados Unidos (11%) fueron los países cuyas filiales en España generaron más cifra de negocio. Alemania, Francia y Reino Unido son los países europeos (35% entre los tres) que aglutinan una mayor presencia de filiales multinacionales en territorio español, seguido de EE.UU. (11%).

En términos de su actividad sectorial, el 43% de las empresas pertenecen al sector de los servicios no financieros, el 37% al sector comercio y un 20% son filiales que desarrollan su actividad en el sector industrial.

El peso de las filiales de las empresas multinacionales en España, sin embargo, no se ha visto acompañado en estos años de un esfuerzo por comunicar su contribución real en términos de empleo, pago de impuestos, inversión y desarrollo de proveedores locales.

Hasta la fecha, los ejemplos a la hora de comunicar y rendir cuenta de estas variables han sido aislados y superficiales.

En estos últimos años la tendencia está cambiando gracias a la aprobación de determinadas disposiciones tanto nacionales como a nivel europeo. Sin duda, la aprobación de la Ley sobre información no financiera y diversidad ha constituido un importante punto de inflexión en nuestro país, como se refleja en los resultados del informe Contribución y transparencia de las multinacionales extranjeras en España 2020, que acaba de publicar la Fundación Haz que dirijo.

Por otra parte, la reciente aprobación de la directiva de la Unión Europea obligando al desglose país por país de los impuestos pagados y el acuerdo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre reforma fiscal internacional, que incluye un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, va a situar el tema de la responsabilidad fiscal de las multinacionales entre las cuestiones más relevantes de los próximos años.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.