¿Con qué vara se mide la RC de los medios de comunicación?

HAZ1 junio 2009

Vivimos una época en que los directivos de las grandes compañías se prodigan por seminarios y congresos de Responsabilidad Corporativa (RC) dando discursos sobre la importancia de llevar a cabo estas prácticas en sus compañías.

Por ello destacan más las declaraciones del consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, afirmando que su ética son las cifras de audiencia y que nadie le ha enviado a salvar el mundo. El señor Vasile tiene muy claro cuál es su negocio y no duda en transmitirlo de forma transparente. En este contexto, resulta sorprendente que esta compañía forme parte del FTSE4Good Ibex, índice de inversiones socialmente responsables (IRS), creado en 2008 y compuesto por compañías españolas cotizadas con prácticas de negocio «responsables». Y resulta sorprendente por dos cuestiones, ¿qué entienden los analistas de este índice por «prácticas responsables»? y ¿es coherente para Telecinco formar parte de este índice y mantener ese tipo de declaraciones por parte de su máximo ejecutivo? Responder a la primera pregunta resulta complicado si nos dirigimos a la fuente más documentada, Fundación Ecodes, socio en España de EIRIS, analista de FTSE, que olvidando su compromiso de transparencia, esquiva la pregunta y la redirecciona a su socio.

La duda manifestada en la segunda pregunta se incrementa leyendo la memoria de responsabilidad corporativa de Telecinco del año 2007 en la que desarrolla una reflexión sobre el papel de la RC en las televisiones comerciales, pero luego dedica cinco páginas a detallar sus temas medioambientales y una a la protección de la infancia y adolescencia. Casualmente los temas medioambientales son primordiales para formar parte de FTSE4Good Ibex.

El debate sobre la responsabilidad corporativa en los medios de comunicación ha llegado a España con retraso permitiendo que estas compañías se hayan medido con una vara idéntica a la de compañías como las del sector energético o textil, cuyo impacto medioambiental o social está bien definido. Pero como ya adelantamos en el número que dedicamos a la responsabilidad social de los medios de comunicación («Quién vigila al vigilante», CE, septiembre-octubre 2008) las emisiones que deben cuidar los «medios» no son las de CO2 sino las de sus contenidos. Es el momento de definir qué indicadores deben medir el comportamiento responsable de un medio de comunicación pero siempre teniendo en cuenta que la responsabilidad comienza por la visión estratégica de la compañía y ésta queda definida por la de sus máximos directivos, lo demás es un lavado de cara por otra parte muy útil para cotizar en algunos índices y rankings.

 

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.