Telefónica ‘limpia’ la Red con una nueva política contra el correo basura

HAZ1 noviembre 2008

El correo basura o spam es una bestia negra para los internautas. El impacto negativo de esa lacra afecta además a las infraestructuras de la red, al ocupar ineficientemente recursos, y a la imagen de las operadoras, que ven su nombre en listas “negras” por generar estos mensajes. Esto explica el paquete de medidas de Telefónica, basadas en la creación de la llamada Política de uso aceptable de los servicios en Internet, en línea con sus Principios de Actuación (el código ético de la compañía, de obligado cumplimiento para sus más de 248.000 empleados en el mundo, y que está extendiendo también a sus proveedores).

La política, avalada por el consejo de administración a través de la Comisión de Recursos Humanos, Reputación y Responsabilidad Corporativa, en febrero de 2007, tiene como objetivo “fomentar el uso seguro de la red, garantizando a los clientes y usuarios el tráfi co ‘limpio’ para consolidar y mejorar la confianza en el servicio”, señalan fuentes de la operadora, quienes añaden que la medida se enmarca en la visión de la compañía, El Espíritu de Progreso, que busca el progreso de todos los stakeholders a partir de un uso responsable y seguro de las TIC.

MUCHO MÁS QUE FILTROS. Las acciones de la empresa incluyen el filtrado de contenidos, la reducción de los equipos de clientes que son emisores de spam y la identificación de servidores externos que lo generan, incorporándolos a listas “negras”. Todo esto se realiza de forma cíclica y a gran velocidad: “La complejidad de los formatos y textos utilizados por hackers para introducirse en el correo electrónico y la diversidad de los servidores que usan, nos obliga a tener herramientas muy dinámicas, que requieren una gestión y actualización diaria”, explica Telefónica.

Además, para garantizar un máximo control del correo basura, la empresa ha implicado en las actividades tanto a los centros de atención de incidencias relacionadas con la seguridad en Internet como a los responsables la gestión, administración, soporte técnico y mantenimiento de los servicios en la red.

Gracias a estas acciones, Telefónica ha sido excluida de los puestos de cabeza en las listas de generadores de spam, al minimizarlo de modo muy notable. En Telefónica de España encontramos un dato llamativo que puede ilustrar el avance: ha reducido en un 3.400% el volumen de correo electrónico que sus clientes mandan al ciberespacio, la mayoría mensajes basura procedentes de ordenadores contaminados por virus.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.