Ethosfera llama a las empresas a custodiar los principios de la democracia - Revista Haz

Ethosfera llama a las empresas a custodiar los principios de la democracia

El think tank Ethosfera considera que, ante el incremento de la incertidumbre y la inestabilidad política, las empresas deben constituirse como agentes movilizadores para proteger la democracia.
HAZ7 junio 2022
<p>Foto: Ethosfera. Celebración del acto 'Mejores empresas, mejor democracia'. </p>

Foto: Ethosfera. Celebración del acto 'Mejores empresas, mejor democracia'.

El informe Cinco debates desde la ética para el futuro de España, que ha presentado el think tank Ethosfera refleja que el aumento de la polarización, la erosión de las instituciones, la desigualdad económica y la ausencia de un diálogo racional han puesto en jaque a la democracia liberal. El grupo de expertos de Ethosfera considera que esta crisis supone un riesgo para las organizaciones y reconoce que la inestabilidad internacional ha provocado que “el factor político comience de nuevo a ocupar un papel clave en el proceso de internacionalización de las empresas”.

Además, en lo que considera “un clima emotivista y falto de consensos políticos”, el grupo acusa “la ausencia de debates técnicos en torno a elementos críticos para las empresas, como son el salario mínimo interprofesional, las pensiones o la inflación”.

El documento, que se ha presentado en el en el transcurso del acto Mejores empresas, mejor democracia celebrado en el Círculo de Bellas Artes, recoge la opinión de un grupo de 38 hombres y mujeres provenientes de la alta Administración del Estado, la empresa y la sociedad civil en torno a una serie de temas importantes para el devenir de la democracia liberal como sistema de gobierno y los valores del humanismo clásico que la sustentan. El acto ha sido respaldado por el Instituto de la Empresa Familiar, Informa, Caixabank e Inbonis, agencia de rating especializada en pymes.

Diego S. Garrocho, presidente del Consejo Académico de Ethosfera, señaló que “es imprescindible contar con personas ejemplares y virtuosas que dinamicen las instituciones y sirvan para disponer de un marco de imitación en el ámbito empresarial, las doten de personalidad y establezcan un horizonte ético específico en la toma de decisiones”.

Entre los temas más relevantes que se abordaron durante el acto, al que asistieron más de cien empresarios, directivos y miembros de la alta Administración y sociedad civil, destacó la gestión ética de los fondos Next Generation. Entre las conclusiones del informe, el grupo cree que ha habido mucho debate entre los estados y la Comisión Europea, pero admite que la sociedad y el tejido empresarial apenas se han sentido escuchados: “No ha existido un verdadero trabajo conjunto con los entornos locales, que son los que finalmente van a tener que ejecutar el 50% de los fondos”.

En este sentido, Ethosfera subraya que “se ha escuchado demasiado a las grandes consultoras” sin tener en cuenta otros actores. Además, critica que “los foros en los que se ha debatido el Plan no funcionaban del todo bien, son bastante complejos y no siempre son permeables”.

Por otra parte, la transformación ecológica y tecnológica ha generado, según el informe, una tensión y distanciamiento entre las élites y las clases dirigentes, y los modos de vida local y rural. El grupo asume que “los habitantes de entornos rurales sienten una desconexión legítima con respecto al modo en que se adoptan las decisiones públicas”, al mismo tiempo que hay una “sospecha creciente en la existencia de intereses no declarados por parte de las élites dirigentes”. Asimismo, considera que estas élites institucionales están centradas en Madrid, una situación que puede propiciar choques por no escuchar al resto del ecosistema.

“No podemos dejar de lado los problemas de fondo que ponen en riesgo a la democracia liberal. Es muy necesario contar con espacios de reflexión que ayuden a fortalecer la relación entre la Administración pública y la empresa y que impulsen a la sociedad civil como garante del espacio público”, aseguró la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en el discurso de clausura del evento.

Por su parte, el recién nombrado presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Andrés Sendagorta MacDonell, aseguró que “el tejido empresarial español es muy consciente de los retos que tiene por delante el país”, al tiempo que señaló que “el papel de las empresas en la mejora de nuestra vida en común como sociedad libre y democrática es un tema central que interesa de forma especial al IEF”. En su opinión, además, “debemos empezar a valorar en su verdadera dimensión el papel de las empresas como entes vertebradores de nuestra sociedad”.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.