¿Estamos cumpliendo los ODS en la Unión Europea? - Haz

¿Estamos cumpliendo los ODS en la Unión Europea?

Las aspiraciones establecidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible están en peligro a medida que el mundo se enfrenta a crisis y conflictos globales emergentes e interconectados. Con la pandemia de la covid-19 en su tercer año, la guerra en Ucrania está exacerbando las crisis alimentaria, energética, humanitaria y de refugiados, todo ello en un contexto de emergencia climática total. Y en este complejo marco, en el que los datos y la información son más necesarios que nunca, nos preguntamos: ¿estamos cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Unión Europea?

Para superar estas crisis a las que se enfrenta el mundo, tenemos que saber dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos, lo que requiere una importante inversión en nuestra infraestructura de datos e información. Las políticas, los programas y los recursos destinados a proteger a las personas en esta época tan compleja se quedarán inevitablemente cortos si no se dispone de los datos necesarios para centrar las intervenciones.

En línea con esa necesidad de información, se ha publicado la edición de 2022 del informe de seguimiento de Eurostat sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como parte de una serie de informes que analizan el progreso de la Unión Europea (UE) hacia los Objetivos en relación con el conjunto de indicadores oficiales de los ODS de la UE.

Esta sexta edición del informe se basa en un conjunto de alrededor de cien indicadores seleccionados teniendo en cuenta su relevancia política desde la perspectiva de la UE, así como su disponibilidad, cobertura por países, frescura y calidad de los datos.

Muchos de los indicadores seleccionados ya se habían utilizado para supervisar las políticas existentes, como el Pilar Europeo de Derechos Sociales. En su conjunto, estos indicadores están alineados con la lista de indicadores globales de los ODS de las Naciones Unidas, aunque no de forma idéntica, permitiendo que los indicadores de la UE se centren en el seguimiento de las políticas y los fenómenos de la Unión que son especialmente relevantes en el contexto europeo.

Basándose en el estudio de esos indicadores, el informe de Eurostat permite conocer en qué ODS se está progresando de manera más o menos adecuada en Europa y sobre cuáles es necesario prestar una mayor atención y aumentar las acciones de cara a mejorar su evolución.

Los ciudadanos de la UE confían en sus instituciones

Al igual que en años anteriores, la UE ha seguido avanzando con fuerza en el fomento de la paz y la seguridad personal en su territorio y en la mejora del acceso a la justicia y la confianza en las instituciones (ODS 16).

La vida en Europa se ha vuelto más segura en los últimos años, ya que tanto las muertes por homicidio o agresión como la percepción de delincuencia, violencia y vandalismo en los barrios europeos han disminuido considerablemente. Además, el gasto público en los tribunales de justicia ha aumentado.


NOTICIAS RELACIONADAS
– La parte que toca a las empresas para cumplir con la Agenda 2030
Los ODS, una oportunidad de negocio para las pymes
¿Cómo pueden las universidades contribuir con los ODS?


A pesar de la creciente preocupación de la Comisión por la independencia del sistema judicial en algunos países, la mayoría de los ciudadanos de la UE siguen percibiendo que esta independencia está intacta y su confianza en las instituciones de la UE ha aumentado considerablemente desde 2015.

También se han observado avances significativos en los objetivos de reducción de la pobreza y la exclusión social (ODS 1), de energía limpia y asequible (ODS 7) y de economía y mercado laboral (ODS 8).

Es importante señalar que, en el ámbito de la pobreza, los datos disponibles se refieren en parte solo al período hasta 2019 y, por lo tanto, aún no tienen plenamente en cuenta las repercusiones de la pandemia.

Por el contrario, la evaluación favorable del ODS 7 está fuertemente influenciada por una notable reducción del consumo de energía en 2020 como resultado de las restricciones relacionadas con la covid-19 en la vida pública y la menor actividad económica.

Entre los datos positivos sobre el ODS 8, tras la contracción de la economía de la UE en 2020, el PIB real per cápita creció significativamente en 2021, aunque se mantuvo ligeramente por debajo de los niveles anteriores a la pandemia. También, la recuperación económica de 2021 se refleja en el mercado laboral, ya que la tasa de empleo de la UE alcanzó un nuevo récord del 73,1% en 2021.

Tendencias positivas en salud pese a la covid-19  

Otros Objetivos como los de salud y bienestar (ODS 3), la vida bajo el agua (ODS 14) y la igualdad de género (ODS 5), también también ha logrado un progreso positivo en la UE en el último año.

Aun así, en lo referente al ODS sobre salud y bienestar no se refleja plenamente el impacto de la pandemia de la covid-19, sobre todo debido al desfase de los datos relacionados con la mortalidad, siendo resaltables positivamente los datos disponibles sobre esperanza de vida sana y salud auto percibida. Así mismo, las muertes por VIH, tuberculosis y hepatitis, así como las causadas por accidentes de tráfico, también han disminuido.

Por su parte, el ODS 14 muestra, en general, una buena evolución y las tendencias de la conservación marina y la pesca sostenible son favorables. La superficie de las zonas marinas protegidas se ha duplicado con creces desde el año 2012, aunque debido a la absorción de dióxido de carbono (CO2) en los océanos del mundo, la acidez media del agua del mar en la superficie sigue aumentando, y en 2020 alcanzó un nuevo máximo sin precedentes sobre los niveles preindustriales.

Se observan avances significativos en los Objetivos de seguridad y de mejora del acceso a la justicia y la confianza en las instituciones (ODS 16). También, en la reducción de la pobreza y la exclusión social (ODS 1), entre otros.

En cuanto a la igualdad de género, el ODS 5 muestra una evolución bastante favorable en la mayoría de los ámbitos analizados. En el ámbito del empleo, los ingresos por hora de las mujeres se están equiparando lentamente a los de los hombres, y la brecha de empleo de género se ha reducido ligeramente desde 2016.

También, aunque una proporción mucho mayor de mujeres que de hombres permanece fuera de la fuerza de trabajo, esta brecha de género también se ha reducido en los últimos años.

Por otra parte, las mujeres siguen ocupando cada vez más puestos de liderazgo, como demuestra el considerable aumento de la proporción de mujeres en los parlamentos nacionales y en los puestos de dirección de las mayores empresas cotizadas, pero, a pesar de estas mejoras, la situación de género sigue estando lejos de la paridad en ambos ámbitos.

No todos los ODS están progresando de manera adecuada

El progreso hacia los nueve objetivos restantes fue claramente más lento y algunos objetivos incluso experimentaron tendencias generales ligeramente negativas durante el último período de cinco años de datos disponibles.

Destacan entre las tendencias negativas las sufridas por los Objetivos de vida en la tierra (ODS 15), el de agua potable y saneamiento (ODS 6) y el de alianzas para conseguir los Objetivos (ODS 17).

El ODS 15 muestra algunas ligeras mejoras combinadas con algunos avances claramente negativos que dan lugar a una evaluación general ligeramente negativa del Objetivo. Mientras que tanto la superficie forestal de la UE como las áreas terrestres protegidas han aumentado ligeramente, las presiones sobre la biodiversidad derivadas de la extracción de tierras siguieron intensificándose y ha seguido reduciéndose la población de pájaros comunes y de mariposas.

En cuanto al ODS sobre agua potable y saneamiento, destaca positivamente que la proporción de personas que no disponen de instalaciones de saneamiento adecuadas en sus hogares ha ido disminuyendo de forma constante en la UE y que la conectividad al tratamiento secundario de las aguas residuales ha mejorado. En la parte negativa, las concentraciones de fósforo en los ríos han aumentado y se ha reducido el porcentaje de zonas de baño interiores con una calidad de agua excelente.

Entre los Objetivos que han registrado tendencias negativas figuran el de vida en la tierra (ODS 15), el de agua potable y saneamiento (6) y el de alianzas para conseguir los ODS.

Finalmente, por lo que respecta al ODS 17, mientras que las importaciones de los países en desarrollo siguen creciendo, el apoyo financiero global de la UE a estos países ha disminuido en los últimos años debido, principalmente, a las fuertes fluctuaciones anuales de los fondos privados.

En lo que respecta a la gobernanza financiera de la UE, la relación entre la deuda global de la UE y el PIB se redujo ligeramente en 2021, tras alcanzar un máximo histórico en 2020, como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia y el gasto público correspondiente. Además, la ya baja proporción de los impuestos medioambientales en los ingresos fiscales totales ha disminuido aún más.

Ante este análisis del estado de los ODS en la UE, y según las propias palabras de la directora general de Eurostat, Mariana Kotzeva, el informe de seguimiento debe servir como inspiración a los ciudadanos europeos, a los responsables políticos, a los investigadores y a las empresas para emprender acciones sólidas en materia de desarrollo sostenible, especialmente en el marco de la recuperación de la crisis de la covid-19, con el objetivo de que las sociedades europeas puedan ser más resistentes a los retos futuros.

Comentarios