Los costes impiden que las pymes avancen en sostenibilidad - Haz

Los costes, principal obstáculo para que las pymes avancen en sostenibilidad

Un reciente estudio muestra que los costes son la principal barrera para que las pequeñas y medianas empresas iberoamericanas implementen acciones de desarrollo sostenible y avancen en su digitalización.
HAZ11 noviembre 2022

La Fundación para el Análisis Estratégico y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (Faedpyme) y la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) han presentado el estudio Digitalización y desarrollo sostenible de la mipyme en Iberoamérica, que han elaborado de forma conjunta y que recoge los resultados de una encuesta realizada a 17.498 empresas iberoamericanas.

En materia de desarrollo sostenible, el informa destaca que las medidas medioambientales con mayor grado de penetración en las mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) son la gestión de residuos (con una puntuación de 2,96 en una escala de 0 a 5), la gestión del agua (2,68), la gestión de envases plásticos y derivados (2,59) y la gestión energética (2,52).

Por el contrario, entre las medidas con un menor grado de implantación se encuentran: considerar criterios medioambientales en el diseño de los procesos (2,43), en la selección de proveedores (2,40), y es especialmente bajo el grado de implantación de las certificaciones medioambientales (1,72).

El grado de madurez medioambiental obtiene un valor de 2,46 puntos, lo que se puede calificar de un grado medio, según señala el estudio.

En cuanto a los beneficios de aplicar políticas de empresa en materia de sostenibilidad, las mipymes iberoamericanas consideran por orden de importancia los siguientes: mejora la imagen y reputación (4,15 sobre 5), aumenta el grado de satisfacción de los clientes (4,03) y genera ventajas frente a la competencia (3,95).

Entretanto, las  principales barreras que encuentran las mipymes son los costes asociados con la sostenibilidad (3,45 puntos, en una escala de 1 a 5) y las dificultades para obtener financiación para desarrollar proyectos vinculados a la sostenibilidad (3,35). Por el contrario, las mipymes consideran que no es especialmente problemático pensar que la adopción de políticas sostenibles pueda afectar negativamente a su competitividad (2,68) o el tiempo necesario para su desarrollo (2,72).

Digitalización 

En al avance de la digitalización, estás son algunas de las principales conclusiones del estudio:

  • Las tecnologías básicas de digitalización más utilizadas por las mipymes iberoamericanas son la utilización de redes sociales con fines comerciales, utilizada por el 80,3% (con un grado de importancia de 3,97 puntos en una escala de 1 a 5); la banca digital (71,7%, con un grado de importancia de 4,02), y disponer de página web propia (69,2%, grado de importancia de 3,94).
  • Entre las tecnologías avanzadas, las más utilizadas son los sistemas de localización o internet de las cosas que han sido implantados por el 55,3% de las mipymes (grado de importancia de 3,62, en una escala de 1 a 5); herramientas ERP (sistemas integrados de gestión), que lo utilizan el 52,7% de las mipymes (importancia de 3,56), y utilizan servicios para cubrir la ciberseguridad de su empresa el 52,2% de las mipymes (3,62 puntos de grado de importancia).
  • Según el estudio, el grado de madurez digital para el conjunto de tecnologías básicas obtiene un valor medio 2,28 puntos, lo que se puede calificar de un grado de madurez digital básico bajo. Mientras que el grado de madurez digital avanzado obtiene un valor medio de 1,67 puntos, lo que se puede calificar como muy bajo.
  • En cuanto a las principales estrategias que utilizan para impulsar la digitalización son por este orden: la clara concienciación de los gerentes de la necesidad de digitalizar su empresa (3,81, en una escala de 1 a 5), la formación directiva en digitalización (3,35) y la asignación de recursos a la digitalización de su empresa (3,15).
  • Sin embargo, acciones como realizar actividades de formación digital habitualmente (2,77), su conexión con el modelo de negocio (3,14) y la automatización de procesos (2,85), tienen una menor importancia en el desarrollo de las estrategias de digitalización de las mipymes
  • Entre las principales barreras para su digitalización, el estudio señala los altos costes de inversión (con una puntuación de 3,60 en una escala de 1 a 5), la falta de recursos financieros para lleva a cabo la inversión (3,52) y las dificultades de conexión de banda ancha (3,48).

Los altos costes de inversión, la falta de recursos financieros para llevar a cabo la inversión y las dificultades de conexión de banda ancha son algunas de los principales barreras para el desarrollo digital de las pymes.

Evolución de empleo y ventas

Sobre el empleo, al considerar la evolución de 2021 con relación a 2020, los datos del estudiomuestran que el 12,6% de las mipymes redujo el empleo, un 51,7% lo mantuvo y un 35,7% lo aumentó. Estos resultados determinan un saldo de evolución (diferencia entre porcentaje de empresas que incrementan su empleo y empresas en las que disminuye) positivo de 23,1 puntos, que representa de forma más clara el efecto neto de la evolución sobre el empleo.

De cara al 2022 las expectativas resultan más favorables. El 43,9% de las mipymes señaló que aumentará su empleo, el 51,8% que lo mantendrá y 4,3% que lo disminuirá. Estos porcentajes determinan un saldo de expectativas (diferencia entre porcentajes de expectativas de aumento y de disminución) positivo de 39,6 puntos que sugiere la confianza de las empresas en la recuperación y salida de la crisis generada por la pandemia del covid-19. No obstante, y dado el actual escenario de incertidumbre económica, estos datos de expectativas para el 2022 debemos tomarlos con cautela, afirma el informe.

En cuanto a las ventas: el 2021 supuso un punto de inflexión ante la crisis originada por la pandemia y ha provocado un lógico aumento de los ingresos en muchas mipymes, según se desprende del informe. El 53% de las empresas encuestadas estima que ha aumentado sus ventas en 2021 con relación a las registradas en 2020, mientras que el 31,5% consiguió mantenerlas y un 15,5% las redujo.

En cuanto a las expectativas de ventas para el 2022 se aprecia que las expectativas siguen siendo muy favorables. Así el 77,3% de las mipymes en 2022 esperan aumentar sus ventas, mientras que solo prevé que sus ventas disminuyan un 2% de las empresas.

Comentarios