Innovación abierta y sostenibilidad, buenas aliadas para el 80% de las empresas

Un 83% de las empresas considera que la innovación abierta (colaboración con entidades externas) es fundamental para abordar los desafíos de la sostenibilidad, aunque la mayoría lleva poco tiempo recurriendo a ella, según un estudio de Capgemini.
HAZ13 junio 2023
<p>Foto: Capgemini.</p>

Foto: Capgemini.

Tres cuartas partes (75%) de las empresas manifiestan que la innovación abierta es fundamental para abordar los complejos desafíos del panorama empresarial actual. Según el último informe del Instituto de Investigación Capgemini, The Power of Open Minds – How open innovation offers benefits for all, el 71% de las organizaciones afirma que tiene previsto aumentar su inversión en prácticas de innovación abierta en los próximos dos años, mientras que el 28% tiene intención de mantener su inversión al nivel actual.

La investigación define la innovación abierta como la práctica de colaborar con entidades externas como startups, universidades, otras corporaciones, organizaciones sin ánimo de lucro, etc., para cocrear nuevos valores, en lugar de depender únicamente en el conocimiento y los recursos internos.

Así, la innovación abierta se considera esencial para resolver los principales retos empresariales, entre ellos el de la sostenibilidad. Según este mismo estudio, el 83% de las compañís considera que la innovación abierta es un factor crítico de éxito para abordar los objetivos de sostenibilidad.

Sin embargo, se trata de una tendencia reciente para las empresas, ya que más de dos tercios de ellas (68%) advierten que no han empezado a centrarse en la innovación abierta con fines de sostenibilidad hasta hace dos años, indica el informe.

Aquellos que han aprovechado la innovación abierta ya están obteniendo beneficios: el 63% cita mejoras en los indicadores de sostenibilidad medioambiental y el 55%, en los indicadores de sostenibilidad social gracias a sus iniciativas de innovación abierta.

Además, el estudio concluye que más del 60% de las organizaciones está experimentando una mejora de la eficiencia operativa, una mayor agilidad y un aumento de los ingresos gracias a la innovación abierta. Más de la mitad (55%) también asegura que ha propiciado una aceleración en cuestiones de innovación, y el 62% confirma que ha dado lugar a una mayor agilidad y adaptabilidad de los empleados.

Las startups, las más satisfechas

Tres cuartas partes de las startups, las instituciones académicas y las organizaciones sin ánimo de lucro consideran positivos los resultados de la innovación abierta, frente al 53% de las grandes organizaciones.  La investigación también muestra que las grandes organizaciones no han podido aprovechar las nuevas fuentes de innovación de manera efectiva. Así, afirman que obtienen mejores resultados cuando trabajan con socios tradicionales, como clientes y proveedores, en lugar de socios no tradicionales, como universidades, consorcios industriales, empresas de otros sectores, organismos públicos y organizaciones sin ánimo de lucro.

Aquellos que están adoptando un planteamiento de la innovación más audaz y están dispuestos a aplicar prácticas de innovación abierta en áreas de negocio potencialmente más arriesgadas o nuevas, están obteniendo beneficios. Según el informe, solo el 22% de las organizaciones ha descrito sus resultados con respecto a la innovación abierta como “buenos o excelentes”. Además, estos “líderes” también están más dispuestos a colaborar con socios innovadores, como startups y otros socios no tradicionales.

“A medida que las empresas realizan la doble transición hacia una economía digital y sostenible, fomentar una cultura de innovación abierta es un factor de éxito fundamental para las organizaciones”, explica Pascal Brier, responsable de Innovación en Capgemini y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo.

“La investigación muestra que, aunque las empresas consideran que la innovación abierta es fundamental para la sostenibilidad y siguen aumentando sus inversiones en este campo, muchas de ellas aún no están satisfechas con sus resultados actuales. Para hacer frente a ello, las grandes empresas necesitan ampliar su ecosistema para incorporar un conjunto más variado de socios que permitan un enfoque más audaz de la innovación con el fin de conseguir un mayor valor empresarial a largo plazo” añade Brier.

El informe señala que las organizaciones están adoptando diversos enfoques para participar en la innovación abierta, como aceleradoras e incubadoras corporativas, capital riesgo corporativo, crowdsourcing y laboratorios de innovación abierta.

Nueva York aparece como la ciudad mejor clasificada para la inversión en laboratorios de innovación abierta, en la actualidad y en los próximos dos años, seguida de Londres.

En general, tres de las cinco principales ciudades donde las organizaciones tienen previsto centrar sus inversiones en laboratorios de innovación abierta en los próximos dos años, se encuentran en Europa (entre ellas, Londres, París y Berlín).

Comentarios