Los escenarios climáticos se someten a examen - Revista Haz

Los escenarios climáticos se someten a examen

Un informe reciente de la Universidad de Exeter y la USS cuestiona los escenarios climáticos actuales y subraya sus limitaciones al creer que pueden subestimar tanto el daño económico del cambio climático como los beneficios potenciales de la acción.

Los escenarios climáticos exploran diversas trayectorias de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y contribuyen a entender cómo las decisiones tomadas hoy pueden influir en el clima del mañana, ya que proporcionan una ventana hacia posibles futuros climáticos basados en una variedad de supuestos sobre cómo las actividades humanas y otros factores podrían influir en el clima.

Al desentrañar la complejidad del sistema climático y sus interacciones con las actividades humanas, los escenarios climáticos facilitan una comprensión más profunda de los desafíos y oportunidades que el cambio climático puede presentar.

Además, ofrecen una base sólida para la toma de decisiones estratégicas más resilientes y sostenibles para los Gobiernos y empresas, alineadas con un futuro donde el bienestar económico y la responsabilidad ambiental van de la mano.

Pero el informe No Time To Lose – New Scenario Narratives for Action on Climate Change, recientemente publicado por la Universities Superannuation Scheme (USS) y la Universidad de Exeter, hace una llamada a una transformación radical y urgente en los escenarios climáticos empleados hasta el momento y refleja la urgencia de la situación y la necesidad de un enfoque más realista y accionable.

Estos escenarios se alejan de las proyecciones a largo plazo y las transiciones suaves que caracterizan a muchos escenarios climáticos actuales, y en su lugar, se centran en los riesgos geopolíticos a corto plazo y la volatilidad en los mercados financieros que son cruciales para las decisiones de inversión en el corto y mediano plazo.

El informe hace una llamada a una transformación radical y urgente en los escenarios climáticos empleados hasta el momento y refleja la necesidad de un enfoque más realista.

Los escenarios climáticos del IPCC

Los escenarios climáticos más utilizados en la comunidad científica y en las evaluaciones climáticas son los desarrollados y adoptados por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Este panel es la principal organización internacional para la evaluación del cambio climático, y juega un papel crítico en la consolidación y presentación del conocimiento científico sobre el cambio climático a la comunidad global.

Los escenarios se desarrollan a través de un proceso riguroso que involucra a expertos de todo el mundo, y se basan en una amplia gama de datos y suposiciones sobre variables socioeconómicas y tecnológicas.

Estos los principales escenarios desarrollados por la comunidad de expertos en el clima:

  • Escenarios de Emisiones Especiales (SRES por sus siglas en inglés): fueron desarrollados en el 2000 y proporcionan una gama de futuros posibles basados en diferentes suposiciones sobre el crecimiento demográfico, el desarrollo económico y tecnológico. Los SRES no están asociados con políticas específicas de mitigación o adaptación al cambio climático, lo que significa que no presuponen ninguna respuesta particular a la problemática del cambio climático.
  • Caminos de Concentración Representativos (RCPs): son un conjunto de escenarios climáticos utilizados por el IPCC desde 2010 y representan diferentes trayectorias de concentraciones de GEI en la atmósfera a lo largo del siglo XXI y más allá. A diferencia de los escenarios anteriores que se centraban en las emisiones de GEI, los RCPs se centran en el resultado de estas emisiones, es decir, en las concentraciones atmosféricas de GEI y en el forzamiento radiativo (la cantidad de energía que la atmósfera retiene debido a los GEI)
  • Escenarios de Caminos Socioeconómicos Compartidos (SSP): describen diferentes futuros globales que varían en términos de desafíos de mitigación y adaptación al cambio climático. Se utilizan en combinación con los RCPs antes mencionados para explorar cómo diferentes futuros socioeconómicos podrían influir en las emisiones y, por lo tanto, en el cambio climático futuro.

NOTICIAS RELACIONADAS
Empresas multinacionales: entre el riesgo y la oportunidad del cambio climático
¿Cómo están divulgando las empresas su huella de carbono?
Resolver la desigualdad climática, crucial para mitigar el calentamiento global


Limitaciones que deben ser enmendadas

El informe resalta diversas limitaciones en los escenarios climáticos actuales que se emplean para orientar las decisiones de inversión y políticas en la lucha contra el cambio climático.

Entre estas limitaciones se encuentra la subestimación del daño económico, ya que los escenarios climáticos tradicionales suelen minimizar el impacto económico que el cambio climático puede tener en el corto y mediano plazo, lo que puede resultar en una percepción equivocada de los costos y beneficios vinculados con las acciones para mitigar el cambio climático.

Además, se señala la tendencia de muchos escenarios climáticos a enfocarse en proyecciones a largo plazo, lo que puede conducir a una falta de acción urgente. Al poner el énfasis en metas distantes, estos escenarios pueden no reflejar la necesidad de acciones inmediatas y significativas para enfrentar el cambio climático. También se critica la suposición frecuente de transiciones suaves hacia economías de bajas emisiones, no reflejando la volatilidad y los riesgos geopolíticos y de mercado que pueden afectar la trayectoria de las emisiones y, por lo tanto, el cambio climático.

Otro aspecto destacado es la no consideración de factores geopolíticos y de mercado. Las dinámicas geopolíticas y las fluctuaciones del mercado pueden influir significativamente en las emisiones de GEI y en la habilidad de los países y empresas para alcanzar las metas climáticas. Sin embargo, muchos escenarios no consideran adecuadamente estos factores, lo que puede conducir a proyecciones poco realistas.

La falta de accionabilidad es otra limitación señalada, donde la carencia de escenarios que reflejen con precisión las condiciones y riesgos actuales puede resultar en recomendaciones que no son prácticas o relevantes para los tomadores de decisiones.

Por último, el informe menciona la representación inadecuada de la incertidumbre. Los escenarios climáticos deben poder representar la incertidumbre inherente en las proyecciones futuras, pero muchos escenarios actuales pueden no representar adecuadamente esta incertidumbre y llevar a una comprensión errónea de los riesgos y desafíos asociados.

Estos expertos creen que los escenarios climáticos vigentes subestiman el impacto económico del cambio climático y no consideran factores geopolíticos ni las fluctuaciones del mercado, entre otras limitaciones.

¿Cuáles son los nuevos escenarios climáticos propuestos?

La USS y la Universidad de Exeter han ideado diferentes escenarios climáticos innovadores que aborden las limitaciones ya comentadas.

Concretamente, han desarrollado de manera conjunta los siguientes cuatro escenarios:

  • Escenario 1. Roaring 20s – Alineación entre políticas y mercados: en este escenario se visualiza un futuro donde las políticas proactivas en torno al clima y los mercados dinámicos se alinean de manera efectiva, lo que crea ciclos de retroalimentación positiva que aceleran la transición hacia una economía baja en carbono. Los eventos climáticos extremos en este escenario actúan como catalizadores que refuerzan la conciencia global sobre la urgencia de actuar, cultivando una solidaridad global en torno a la necesidad de reparar la “deuda” acumulada de la humanidad con la naturaleza. Además, una competencia constructiva entre las naciones acelera el progreso y la implementación tecnológica, impulsando una rápida descarbonización.
  • Escenario 2. Green Phoenix – Impulso del mercado con retraso político: este escenario representa un futuro donde la acción climática inicial se ve interrumpida por desafíos económicos y geopolíticos, pero con el tiempo, la presión de la sociedad civil y las empresas ilustradas impulsa una reactivación de la acción climática. A pesar de un progreso errático y desigual, la adopción y despliegue de tecnologías verdes maduras se da gracias a las iniciativas de Gobiernos locales y empresas, aunque en un contexto de políticas climáticas rezagadas.
  • Escenario 3. Boom and Bust – Escalada política posterior a un auge de combustibles fósiles: la relajación de las tensiones geopolíticas desencadena, según este escenario, un crecimiento económico inicial, lo que lleva a un auge en los precios de los combustibles fósiles. Sin embargo, la posterior implementación de políticas restrictivas lleva a una recesión económica, forzando a los Gobiernos a intervenir y proporcionar apoyo. La transición verde justa es impulsada por políticas proactivas que buscan aliviar las fricciones del sector privado y apoyar a las economías emergentes en este camino hacia la descarbonización.
  • Escenario 4. Meltdown – Fracaso político y crecimiento débil: el peor de los escenarios describe un futuro sombrío donde las tensiones geopolíticas y una recesión prolongada obstaculizan las políticas climáticas. Las victorias políticas adversas y las tensiones internacionales minan los esfuerzos globales de descarbonización y el progreso tecnológico. Los eventos climáticos extremos mal gestionados desencadenan crisis humanitarias como hambrunas, migraciones masivas e inestabilidad política, mostrando un escenario donde la falta de acción climática y la cooperación internacional resultan en consecuencias catastróficas​​.

Con la publicación de este informe y la propuesta de estos cuatro escenarios climáticos renovados, la USS pretende estimular un debate de amplio alcance entre políticos y expertos académicos sobre el desarrollo de este enfoque práctico del análisis de escenarios con vistas a integrarlo en la planificación de la transición y en todas las formas de toma de decisiones financieras.

Asimismo, quiere desarrollar una perspectiva de inversión a largo plazo basada en los escenarios y extraer las implicaciones de la inversión para las expectativas de los mercados de capitales, la construcción de carteras top-down y las preferencias por países/sectores.

Comentarios