Grandes empresas se unen para impulsar la descarbonización del transporte en España

Una veintena de empresas, entre las que figuran Repsol, Mercadona o Airbus, han constituido en España la asociación Crecemos con el objetivo de fomentar la movilidad sostenible a través de la economía circular y los combustibles renovables.
HAZ1 febrero 2024
<p>Representantes de la asociación Crecemos.</p>

Representantes de la asociación Crecemos.

La asociación Crecemos, recientemente constituida en Madrid, cuenta con el respaldo de 19 compañías (Acteco, Airbus, Alsa, Enso, Estrella Galicia, Fertinagro, Grupo Corral, Lipsa, Logista, Mercadona, Oleofat, Repsol, Saica Natur, Scania, Sesé, Técnicas Reunidas, Toyota, Vertex Bioenergy y Wärtsilä), que pertenecen a distintos sectores estratégicos para la economía española —como la industria, la energía o el sector de la automoción, entre otros— así como la organización agraria Asaja. 

Su objetivo es impulsar la economía circular y el uso de combustibles renovables como una opción ya disponible y complementaria a otras alternativas para descarbonizar todos los segmentos del transporte.

Todas las entidades que forman parte de esta asociación, cuyas siglas corresponden a Combustibles Renovables, Economía Circular y Movilidad Sostenible, están comprometidas con el objetivo de la Unión Europea para lograr la neutralidad climática en 2050. Y, según los impulsores de la iniciativa, para lograr esta meta, los combustibles renovables son una de las principales opciones para reducir rápidamente las emisiones del transporte, especialmente en la aviación, en el marino y en el transporte pesado, sectores que actualmente no disponen de tecnologías alternativas que permitan avanzar a corto y medio plazo en su descarbonización.  

La gestión adecuada y la transformación de residuos en nuevos productos, evitando el depósito en vertedero y la incineración, es otro de los retos a los que se enfrenta la sociedad. En este sentido, Crecemos se compromete a impulsar nuevas cadenas de valor en torno a la reutilización de residuos, fomentará el desarrollo de tecnologías para valorizar esos residuos y creará nuevos mercados para productos más sostenibles, como los combustibles renovables producidos a partir de aceites de cocina usados o residuos de biomasa y los materiales circulares.  

Sus promotores destacan que este nuevo modelo supone además una oportunidad para generar mayor tejido industrial y, además, apuntan que la adopción de principios de economía circular podría incrementar la independencia energética de España y ejercer un efecto tractor en la generación de empleo en zonas rurales, apuntan.  

Desde esta asociación reclaman una normativa sencilla y clara, tanto a nivel nacional como europeo, que brinde certidumbre y facilite las inversiones necesarias en este cambio de modelo hacia una economía más sostenible y resiliente, añaden.

Comentarios