Solo la mitad de las empresas integra la sostenibilidad en sus procesos de compras

Aunque más del 70% de las compañías cree que cumplir con los objetivos y compromisos de sostenibilidad corporativa es un requisito fundamental en sus adquisiciones, las compras sostenibles siguen siendo una tarea pendiente para las empresas a nivel global, según un estudio de EcoVadis y Accenture.
HAZ27 febrero 2024

Más del 50% de las empresas cuenta con algún tipo de integración manual o digital de los criterios ESG en sus principales procesos de compras, pero solo el 30% de estas integraciones se consideran “muy o extremadamente eficaces”. Esta es una de las principales conclusiones del Barómetro de las Compras Sostenibles 2024, elaborado por la calificadora de sostenibilidad empresarial EcoVadis en colaboración con Accenture.

El estudio  muestra que un número significativo de compañías todavía se encuentran en las primeras etapas para integrar la sostenibilidad en sus procesos de compras y otras áreas empresariales y que la integración digital de prácticas ESG (por ejemplo, a través de API) apenas alcanza el 10% de media en los procesos de compras.

Además, el Barómetro también señala que solo la mitad de las empresas tiene visibilidad en más del 50% de sus proveedores prioritarios de nivel 1, y aún menos para niveles más bajos.

Según el estudio, basado en las respuestas de más de 1.600 compradores y proveedores a nivel mundial, las prácticas de participación entre los socios comerciales no son lo suficientemente amplias o profundas. Esto se debe a que menos del 50% de los programas involucra a los proveedores en sus evaluaciones de sostenibilidad, aunque el 70% de las empresas afirma que “cumplir con los objetivos y compromisos de sostenibilidad corporativa” es un requisito clave en sus compras.

“Las compañías se encuentran en un momento crucial porque los líderes están reconociendo el papel estratégico de las compras sostenibles en la resiliencia y el crecimiento a largo plazo de la empresa”, asegura Pierre-Francois Thaler, cofundador y coCEO de EcoVadis. “Si bien muchas organizaciones todavía se están adaptando a este cambio, los programas más avanzados están ajustando continuamente su estrategias e inversiones para prosperar en una nueva era económica que también beneficie a las personas y al planeta”, añade.

Buenas prácticas para impulsar las compras sostenibles

El estudio revela cinco estrategias para ayudar a las organizaciones a transformar sus programas de compras en un impulsor clave del crecimiento sostenible y la innovación:

  • Involucrar a los proveedores de manera más comprometida para acelerar la adopción de prácticas sostenibles. Los planes de acción correctiva, reducción de carbono, formación o innovación son actividades que impulsan la mejora del ESG del proveedor y que generan datos más completos.
  • Integrar los datos de sostenibilidad del proveedor en tu enfoque de compras. Los programas con una alta integración de datos tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades de involucrar a los directores ejecutivos.
  • Mejorar las tecnologías ESG y las bases de datos digitales. Los datos se pueden convertir en conocimientos que impulsan decisiones tácticas y estratégicas, alcanzando iniciativas de sostenibilidad más efectivas e impactantes.
  • Utilizar nuevas herramientas para obtener una mayor visibilidad en las cadenas de suministro en múltiples niveles. El monitoreo de riesgos o puntos críticos puede informar sobre las prioridades de descarbonización, identificar riesgos y orientar estrategias de participación e inversiones hacia prácticas de abastecimiento responsable.
  • Involucrar a los stakeholders con datos de compras sostenibles para obtener beneficios y respaldar la expansión del programa. Entre un 72% y un 93% de los líderes de cada departamento (finanzas, ventas, diseño de producto, operaciones…) tiene la capacidad de comprometer estratégica u operativamente a los stakeholders internos gracias a los datos y perspectivas ESG de sus proveedores.

“El éxito financiero y la sostenibilidad no son conceptos excluyentes. La incorporación de prácticas sostenibles en las compras puede ser un vehículo hacia la creación de valor empresarial, reduciendo costes y mejorando la reputación de la marca y las relaciones con los stakeholders”, comenta Matias Pollmann-Larsen, líder global en cadenas de valor sostenibles de Accenture.

“Alinear las compras con objetivos más amplios de ESG hace que las cadenas de suministro no solo cumplan las normativas, sino que también sean más ágiles y resilientes”, ha añadido.

Comentarios