"Creer que en 2040 se habrá vencido al cáncer no es una quimera" - Haz

"Creer que en 2040 se habrá vencido al cáncer no es una quimera"

Entrevistamos a Lola Manterola, presidenta de la Fundación CRIS contra el cáncer, una organización enfocada a recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad. Su nombre está basado en las siglas de Cancer Research & Innovation in Science (CRIS) y, al mismo tiempo, es un nombre propio, familiar, asociado a una persona de las muchas que padecen cáncer o que la sufren en el acompañamiento a los enfermos.
<p>Lola Manterola fundó CRIS contra el cáncer hace 12 años. Ella misma padeció la enfermedad y cuenta que la investigación le salvó la vida, lo que fue un detonante para crear la Fundación. Foto: CRIS contra el cáncer.</p>

Lola Manterola fundó CRIS contra el cáncer hace 12 años. Ella misma padeció la enfermedad y cuenta que la investigación le salvó la vida, lo que fue un detonante para crear la Fundación. Foto: CRIS contra el cáncer.

El 24 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer y, entre otras acciones de sensibilización vinculadas a la jornada, este año es el primero que se organiza la Carrera Solidaria de la Fundación CRIS contra el cáncer. Va a tener lugar un día antes, el sábado 23 de septiembre, en la localidad madrileña de Las Rozas y tiene como fin recaudar fondos para financiar proyectos de investigación para cáncer infantil del consorcio europeo Fight Kids Cancer, en el que la Fundación participa.

Aprovechando ambas citas, Revista Haz ha entrevistado a Lola Manterola, presidenta de CRIS contra el cáncer y una de sus fundadoras, hace ahora 12 años. Además de paciente de esta enfermedad, que superó gracias a la investigación, un hecho que fue detonante para crear la Fundación.

Manterola cree que curar el cáncer es cuestión de tiempo y recursos. ¿La mejor medicina? Seguir invirtiendo en investigación.

Háblenos de la Fundación. ¿Desde cuándo lleva operando y cómo ha crecido desde entonces?

La Fundación CRIS contra el cáncer nació hace 12 años, y desde entonces hemos destinado 40 millones de euros a la investigación. Gracias a la sociedad civil, gracias a nuestros más de 70.000 socios, 247 científicos e investigadores que están presentes en 65 instituciones alrededor del mundo reciben nuestro apoyo. Y 6.000 pacientes ya se han beneficiado también de ese compromiso a largo plazo de nuestros socios.

Se han puesto en marcha 120 líneas de investigación, 53 equipos y 458 ensayos clínicos, pero es que además tenemos casi 2.000 publicaciones, papers y tesis doctorales, etc. Son cifras que hablan de compromiso, de apoyo a la investigación, de objetivo de curar esta enfermedad que va a afectar a uno de cada dos hombres y a una de cada tres mujeres y que cada vez aparece en personas más jóvenes.

Decidió ponerla en marcha tras superar un cáncer complicado gracias a un proceso investigador y de ensayo clínico. ¿Recuerda cómo dio el paso definitivo y quién la acompañaba en aquellos momentos?

Me diagnosticaron de un mieloma múltiple en 2008, con 37 años. La enfermedad estaba ya en estado avanzado y tenía un pronóstico muy malo, de solo unos pocos meses de vida. Los tratamientos convencionales, incluyendo el trasplante de médula, no funcionaron, pero tuve la suerte de poder acceder a un ensayo clínico en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Durante todo el proceso estuve acompañada de mi marido, Diego, y no tuve ninguna duda. Ese ensayo me salvó la vida, estoy viva gracias a la investigación.

Y ese es el origen de CRIS contra el cáncer: que los pacientes con cáncer tengan la misma oportunidad que yo tuve, y eso es posible solamente si apoyamos la investigación. Ese es el objetivo de CRIS, que los investigadores cuenten con los recursos suficientes para seguir trabajando en la búsqueda de los tratamientos más innovadores que hagan posible la cura del cáncer.


NOTICIAS RELACIONADAS
Del laboratorio a la sociedad: tres proyectos de innovación biomédica en camino
Se investigan más de 1.300 medicamentos y vacunas contra el cáncer
Cómo la cosmética mejora la autoestima de pacientes oncológicos


¿Cómo ha evolucionado el entorno investigador desde que le tocó a usted ser paciente hasta 2023?

Cuando hablamos de cáncer, en muchos casos los puntos de vista y voluntades del paciente y del investigador solapan mucho. El paciente necesita mejores tratamientos y la principal labor del investigador es avanzar para conseguirlos. En este sentido, el mieloma múltiple es un paradigma de cómo ha progresado el tratamiento de los pacientes gracias a la investigación.

Un estudio reciente que ha desarrollado la Unidad CRIS de Tumores Hematológicos, el primer proyecto que impulsamos, muestra que la supervivencia al mieloma prácticamente se ha duplicado desde 1999. En aquel entonces solo un 28% de pacientes estaban vivos pasados los cinco años tras el diagnóstico, y ahora estos pacientes están rozando el 50%. Yo estoy viva gracias a la investigación.

No obstante, entre todos debemos unir fuerzas para poder impulsar la investigación y lograr acabar con todos aquellos tumores que aún no tienen tratamientos eficaces.

¿Se han creado nuevas estrategias de cooperación internacional para acelerar procesos de investigación, como las utilizadas con las vacunas contra la covid-19?

La investigación siempre es internacional, es una parte esencial de su funcionamiento. Los investigadores realizan trabajos y avances que se publican en revistas científicas internacionales y llegan a profesionales de todo el planeta. De manera que el conocimiento es universal.

No obstante, ya que efectivamente el cáncer es un reto global, desde CRIS apostamos por favorecer e incentivar las colaboraciones entre grupos internacionales para poder realizar proyectos más ambiciosos y que logren resultados con mayor impacto.

Por ejemplo, en cáncer infantil nos hemos sumado a Fight Kids Cancer, un consorcio que cada año financia grandes proyectos y ensayos clínicos que abarcan varios países. También hemos creado una convocatoria para impulsar ensayos clínicos que se realicen entre Francia y España.

En realidad, CRIS tiene una vocación muy internacional, hay que tener en cuenta que está presente en España, Reino Unido y Francia e incentivamos mucho la colaboración entre los investigadores que apoyamos en los diferentes países.

La financiación pública siempre ha sido escasa en la investigación, es uno de los grandes problemas del sistema.

¿Han aumentado los recursos para los equipos investigadores desde entonces?

La financiación pública siempre ha sido escasa en la investigación, es uno de los grandes problemas del sistema. Es especialmente preocupante la situación de los investigadores, que en muchas ocasiones se encuentran encadenando contratos bastante precarios y de corta duración.

Pero la investigación contra el cáncer no puede parar, así que, aunque la financiación pública sea limitada, es importante que entre todos logremos sostener e impulsar la investigación. Es fundamental la colaboración público-privada, de hecho, en España está cobrando cada vez más importancia. El papel de las fundaciones como CRIS -Cancer Research & Innovation in Science-en este sentido es vital para canalizar los fondos de socios, donaciones, empresas, legados, etc. en proyectos de investigación de calidad y con potencial.

Lo hemos vivido durante la pandemia, cuando a la ciencia se le dota de recursos es increíble cómo puede avanzar y lograr soluciones para dar respuesta a los problemas de la sociedad, en este caso de salud pública global.

¿Tener mayores recursos es sinónimo de aportar soluciones mejores y más accesibles para los pacientes?

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres va a desarrollar cáncer a lo largo de su vida, se trata de la principal causa de muerte en la sociedad occidental y cada vez se diagnostican tumores en personas más jóvenes (según cifras aportadas por la organización, en España mueren cada año 200 menores de cáncer y se diagnostican entre 1.500 y 1.600 casos en niños y adolescentes).

Con estos datos y sabiendo que el cáncer es la gran y actual pandemia, debe ser una prioridad global para las instituciones y la sociedad civil.

Siempre nos gusta decir que lograr curar el cáncer es cuestión de tiempo y recursos. Y cuantos más recursos tengan los investigadores, menos tiempo será necesario.

Curar el cáncer es cuestión de tiempo y recursos. Y cuantos más recursos tengan los investigadores, menos tiempo será necesario.

¿Está el paciente de cáncer más informado de su enfermedad y de aquello que la rodea? ¿Qué valor aporta?

Uno de los hitos más notables en el desarrollo de los ensayos clínicos durante los últimos años es que cada vez se tiene más en cuenta el papel del paciente en el desarrollo de los ensayos clínicos. En muchos ensayos se trabaja junto a grupos de pacientes o de antiguos pacientes que expresan su opinión sobre el impacto que puede tener determinado tratamiento, su frecuencia, su vía de administración, sus efectos secundarios, etc. sobre sus vidas.

Esto es esencial para desarrollar ensayos clínicos que tengan el mínimo impacto posible sobre la vida de los pacientes, que les afecten en lo mínimo posible. De hecho, cada vez más se incorporan medidores de impacto en la calidad de vida de los pacientes en el desarrollo de los ensayos clínicos, y esto es fundamental. No se trata solo de curar, sino de curar mejor.

¿Cómo se perfila el futuro de la Fundación CRIS contra el cáncer? ¿Qué proyectos tiene en marcha y cuáles quiere arrancar?

CRIS es una fundación joven, pero muy ambiciosa. Estamos aquí porque queremos curar el cáncer. En 2020 lanzamos una campaña que se llamaba ‘2040, el año en que vencimos al cáncer‘. No es una quimera. Muchos investigadores que apoyaron esta campaña coinciden en que con suficiente apoyo a la investigación, en 20 años la mayoría de tumores podrían ser tratables.

Además, la investigación avanza cada vez más rápido. En menos de un siglo hemos pasado de no tener más que la cirugía para tratar los tumores a tener todo un arsenal de terapias increíblemente precisas. Durante los últimos 30 años muchos tumores han duplicado su supervivencia. En los últimos diez ha aparecido la inmunoterapia, que ha revolucionado los tratamientos del cáncer. Lo podemos lograr. Pero para ello todos tenemos que remar juntos: los organismos públicos, las empresas, las fundaciones… Cuantos más recursos reunamos entre todos, más avanzaremos y antes venceremos al cáncer. El cáncer es cosa de todos.

Finalmente (y aunque todavía queda para el 6 de enero), ¿cuál sería su ‘carta a los Reyes Magos’ para esta temporada?

Obviamente, el deseo y el motor de la Fundación CRIS contra el cáncer es alcanzar la cura de esta enfermedad. Que todos los tumores tengan terapias de cura. Me gustaría que todos los pacientes puedan tener acceso a las terapias más innovadoras, que el cáncer no suponga una sentencia para nadie y que todos los pacientes oncológicos tengan una segunda oportunidad.  Todos estos deseos se pueden hacer realidad si seguimos invirtiendo en investigación.

Comentarios