La normalización de la violencia de género se dispara entre los varones de 16 a 21 años

Casi la cuarta parte de los jóvenes de esta edad estima que insultar a su pareja no es un acto de violencia de género y un 21,5% no piensa que empujar o golpear tras una discusión sea maltrato, según un estudio de La Fundación Mutua Madrileña y Antena 3 Noticias .
HAZ23 noviembre 2023

Los varones de entre 16 y 21 años son el colectivo menos concienciado sobre la violencia de género, según refleja el IV Macroestudio de violencia de género Tolerancia Cero, realizado por cuarto año consecutivo por la Fundación Mutua Madrileña y Antena 3 Noticias, dentro de su iniciativa de sensibilización “Contra el maltrato, tolerancia cero”.

En general, y según revela este estudio, difundido con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que será el próximo sábado 25 de noviembre, los jóvenes de esas edades son más  tolerantes con el maltrato, pero las cifras se disparan en el colectivo masculino.

En este grupo de edad, casi la cuarta parte (22,6%) de los varones estima que insultar a su pareja no es un acto de violencia de género, lo que supone un 9%más que las chicas de su edad (13,2%) y el doble que la población general (11%), y más de la quinta parte de los varones (21,5%) no piensa que empujar o golpear a su pareja tras una discusión sea maltrato, casi el doble que las mujeres de su edad (11,6%) y más del doble que la media de la población (9,4%);.

Además, uno de cada cinco varones (20,7%) no cree que amenazar a su pareja sea violencia de género, un porcentaje que entre las chicas de esa edad es de un 11% y en la población general es una de cada diez personas la que lo piensa, y un 17% de ellos piensa que no es violencia obligar a la pareja a tener relaciones sexuales, casi el doble de lo que piensan las chicas de esa edad (9,7%) y más del doble que la media de la población general (8%).

A tenor de estas y de otras respuestas a la encuesta, los jóvenes parecen no tener tan interiorizado el concepto de violencia de género como otros grupos de edad. Así, hay determinados ítems por los que se pregunta que, concretamente, el colectivo de 16 a 18 años, independientemente de su género, no considera violencia de género. Estos son: empujar o golpear a tu pareja tras una discusión (casi el 20% no lo considera), menospreciarla ante familia y amigos (25%), ejercer control económico sobre la pareja (35%) o dificultarle el estudio o el trabajo (42%).

Crece la percepción hacia la violencia de género  

Si tomamos en cuenta la población general, la percepción hacia este tipo de violencia cambia: para tres de cada cuatro personas (72%) de la población española, la violencia de género sigue siendo inaceptable. Un 42% opina también que podría ser evitable y solo un 16% que es inevitable porque siempre ha existido.

A la pregunta de si hay más casos de violencia de género que antes, un 47% de la población contestó que sí, lo que supone un crecimiento de cinco puntos frente al estudio previo. El 39% de los jóvenes (16-21 años), y un 37% de los más jóvenes (16-18), son los colectivos con menor consideración de que hayan crecido los casos de violencia de género frente al 48% de los mayores de 55 años.

Para el 73% de los encuestados, el problema de la violencia de género está bastante o muy extendido (cinco puntos por debajo que hace un año). Este dato, para las mujeres, asciende al 82%, situando al problema de la violencia de género como más extendido que para los hombres (64%), según refleja el estudio.

Eso sí, ocho de cada diez personas (81%) sigue considerando que el problema de la violencia de género es muy grave, mismo porcentaje que el año 2022.  Ellas tienen más conciencia de la gravedad del problema de violencia de género (89% de las mujeres vs 72% de los hombres). Por grupos de edad todos lo consideran muy grave o grave, siendo los de menor edad el grupo con la percepción de gravedad más baja.

Colectivos en mayor riesgo

Los encuestados consideran que cualquier colectivo es susceptible de sufrir violencia de género, si bien los jóvenes y las personas con bajo nivel educativo o adquisitivo son las que más se señalan. Los propios jóvenes (16 a 21 años) opinan de ellos mismos que son un colectivo muy vulnerable (un 68% y hasta un 71% si nos ceñimos al grupo de entre 16 y 18 años).

La mitad de la población dice conocer algún caso cercano de violencia de género. Las mujeres (53%) conocen más que los hombres (39%). También hay más conocimiento de casos de violencia de género entre los jóvenes, de 16-21 años (53%) y 22-34 años (60%), este último grupo dos puntos por encima que en 2022), que entre mayores de 55 años (34%), donde se registran 4 puntos menos que en 2022.

Para más de ocho de cada diez españoles (82%), los menores hijos son también víctimas de violencia de género y no se les protege lo suficiente.

La mitad de la población dice conocer algún caso cercano de violencia de género. Las mujeres (53%) conocen más que los hombres (39%) y, también, hay más conocimiento de casos entre los jóvenes

Nuevas formas de violencia de género

Las redes sociales y la tecnología han contribuido a generar nuevas formas de violencia de género entre los jóvenes para el 92% de los encuestados. El único colectivo que sitúa por debajo del 90% esta afirmación son los jóvenes de entre 16 y 18 años que lo colocan en el 88%.

Un 87% de los encuestados opina que la violencia de género debería abordarse más directamente en las aulas de los centros educativos para reforzar la prevención.

En cuanto a la violencia psicológica, para el 88% de los encuestados es tan condenable como la física e incluso, reconocen, puede llegar a ser más dañina.

Ante un caso de violencia de género, el 77% de la población dice que llamaría a la Policía. Un porcentaje que ha crecido en siete puntos con respecto al macroestudio previo.

No obstante, cuando se trata de que la víctima denuncie, la mayoría de la población entiende que el miedo al agresor puede ser el principal motivo para no hacerlo. Así lo opinan el 80% de las mujeres y el 74% de los hombres. Otro motivo importante serían los hijos, para el 58% de ellas y el 52% de los varones. La dependencia económica y/o emocional y la vergüenza, también llevan al rechazo de la denuncia. Los mayores de 55 cuentan con los porcentajes más altos a la hora de entender los motivos para no denunciar.

Para la población, el machismo sigue siendo la principal causa de que exista la violencia de género. Así lo considera el 49% de los encuestados, en un porcentaje que crece en cinco puntos porcentuales con respecto al año previo. La educación, con un 24% es la segunda causa que se apunta. Sin embargo, uno de cada cuatro españoles (26%) no condena las bromas y actitudes machistas como caldo de cultivo de la violencia de género.

Un porcentaje que cae al 20% en el caso de las mujeres y en el que, de nuevo los varones jóvenes, resultan ser los más tolerantes.

Comentarios