Pobreza infantil: España vuelve a sacar la peor nota de la Unión Europea

Uno de cada cuatro niños de la Unión Europea está en riesgo de pobreza o exclusión social, según Unicef, que sitúa de nuevo a España como el país con mayor tasa de pobreza infantil.
HAZ19 febrero 2024
<p>© UNICEF/UN0721545/Moldovan.</p>

© UNICEF/UN0721545/Moldovan.

El informe Estado de la Infancia en la Unión Europea 2024, publicado hoy por Unicef, refleja que 20 millones de niños -uno de cada cuatro- está en riesgo de pobreza o exclusión social en los países que forman la Unión Europea. Y, entre esos niños, más de 2 millones (el 28% de la población infantil y adolescente), viven en España, que se mantiene como el país de la UE con la tasa de pobreza infantil más alta.

La pobreza no solo persiste en la Unión Europea, sino que también aumenta respecto al anterior estudio de 2019: supone un incremento de 1,6 millones de niños en el principal indicador de pobreza.

Además, según el informe, más de 11 millones de niños y jóvenes de toda la UE padecen alguna condición relacionada con la salud mental. Los adolescentes son los más propensos a sufrir problemas de salud mental, como ansiedad y depresión, que afectan a una quinta parte de los jóvenes de 15 a 19 años.

En cuanto a satisfacción vital, los niveles entre los jóvenes de 15 años cayeron del 74% en 2018 al 69% en 2022 en 22 países de la UE; en España, el 76% de los chicos dicen estar satisfechos con su vida, lo que nos sitúa como el noveno país de la UE con mayores niveles de bienestar y satisfacción.

Por otra parte, casi uno de cada veinte niños está expuesto a altos niveles de contaminación por plaguicidas, que se relacionan con efectos perjudiciales para la salud y retrasos en el desarrollo, según el informe de Unicef. Además, el estudio revela que en 2019 (el año más reciente del que se disponen datos) se produjeron 472 muertes de niños y jóvenes (la mayor parte, menores de un año) en la UE debido a la contaminación atmosférica. El texto sitúa a España como el séptimo país de la UE con niveles más bajos de la contaminación del aire.

El documento también se refiere a los rápidos avances de la tecnología digital y destaca que uno de cada ocho niños de tan solo 12 años recibe regularmente solicitudes sexuales no deseadas online.

“La UE es una de las regiones más prósperas del mundo y, sin embargo, las altas tasas de pobreza y exclusión social, los problemas de salud mental, la exposición a la contaminación y los numerosos riesgos online están privando a millones de niños de oportunidades y minando el potencial de la generación más joven”, señala Bertrand Bainvel, representante de Unicef ante las instituciones de la UE.

En el informe se esbozan una serie de recomendaciones para defender y fortalecer los derechos de infancia en la Unión Europea:

  • Salvaguardar y acelerar los recientes avances en materia de derechos de infancia y aumentar la inversión en servicios fundamentales para la misma.
  • Reforzar la gobernanza en favor de la infancia. El impacto sobre los derechos de la infancia y las generaciones futuras debe considerarse sistemáticamente en todas las políticas y la legislación de la UE.
  • Actuar sobre los puntos clave que influyen en la pobreza infantil, incluyendo la implementación de la Garantía Infantil Europea en toda la UE.
  • Adoptar una estrategia global de salud mental, plurianual y multisectorial, que cuente con presupuesto y recursos.
  • Evaluar el impacto del Nuevo Pacto Verde europeo en la salud y el bienestar de los niños para informar la legislación y las políticas medioambientales.
  • Actualizar y hacer cumplir la legislación para promover el uso seguro de las tecnologías digitales por parte de los niños, abordar la brecha digital y promover las competencias digitales.

Unicef España hace también una serie de recomendaciones para mejorar las vidas de los niños y adolescentes en nuestro país en relación a los cuatro temas -pobreza, medioambiente, salud mental y tecnología- analizados en el informe: establecer una deducción fiscal reembolsable por hijo menor de 18 años de 120 euros mensuales, ampliar la cobertura de medidas de conciliación, garantizar la dotación de profesionales de la salud mental especializados en infancia y adolescencia, involucrar a la infancia y adolescencia en las cuestiones medioambientales, o firmar un Pacto de Estado para la protección de la infancia en el entorno digital, entre otras medidas.

Comentarios