Un proyecto de empleo logra que el 70% de sus participantes salga del sinhogarismo

El programa de empleo personalizado público-privado ‘Itinerarios para la Inclusión’ ha demostrado su eficacia para acabar con la situación de sinhogarismo al conseguir que un 72 % de sus beneficiarios abandone la calle.
HAZ1 abril 2024

Casi la mistad (47%) de las personas en situación de sinhogarismo está buscando un empleo y casi ocho de cada diez cree que que la solución a su situación pasa por encontrarlo. El programa Itinerarios para la Inclusión para personas en situación de sinhogarismo, impulsado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y la ONG Hogar Sí, ha demostrado la eficacia del empleo personalizado como un modelo que permite acabar con la situación sinhogarismo.

Este proyecto, financiado por los fondos europeos Next Generation, ha comparado en los dos últimos años, mediante una evaluación con soporte de instituciones académicas, la innovadora metodología del empleo personalizado con los modelos tradicionales de intervención para la inclusión sociolaboral. Lo ha hecho en A Coruña, Cartagena, Madrid, Murcia, Palma de Mallorca y Valencia, contando con 344 personas participantes.

El programa está específicamente dirigido a personas en situación de calle o que residen en albergues para personas sin hogar (Ethos 1 y 2 según la clasificación europea de sinhogarismo). El empleo personalizado consiguió que el triple de personas pudiera encontrar un puesto de trabajo y abandonar la red de atención al sinhogarismo (salida autónoma) en comparación con el empleo tradicional (38 frente a 13).

Los apoyos que las personas incluidas en el programa reciben son individualizados y pueden cubrir cualquier aspecto que suponga la superación de una barrera para el acceso al empleo, incluida la vivienda. La tasa de incorporación laboral es un 14 % mayor, es decir, a través del empleo personalizado se produce un mayor acceso al empleo.

“A la innovación metodológica se ha sumado la innovación en la gobernanza y el propio modelo de ‘empleo personalizado’ que, como se ha visto, optimiza las oportunidades de inclusión de las personas que necesitan apoyo en la transición al empleo”, ha destacado en la presentación de los resultados Elma Saiz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 “El empleo personalizado se basa en la premisa de que cualquiera tiene capacidad para la inserción laboral siempre que cuente con los apoyos necesarios y que cada persona es la más indicada para conocer y gestionar esos apoyos. Para muchos el primer paso es poder estabilizar su situación residencial. En comparación con los itinerarios tradicionales, un 72 % frente al 50 % de personas salen de la escala de Ethos severo, es decir de situación de calle o alojados en albergues”, ha afirmado, por su parte, Marian Juste, presidenta de Hogar Sí.

A través de una rigurosa evaluación, se formuló la hipótesis de que la intervención personalizada e integral no es solo más efectiva en términos sociales, sino, además, eficiente en términos económicos, Itinerarios para la Inclusión demuestra que el empleo personalizado es un modelo coste eficiente donde la inversión adicional, cifrada en 1.500 euros por persona se recupera, en función de las cotizaciones sociales y los ahorros en servicios y prestaciones en menos de un año.

 “Este proyecto piloto muestra que el nuevo modelo de acompañamiento para personas en situación de sinhogarismo proporciona mejoras significativas en la situación residencial y la calidad de vida con respecto al modelo tradicional de inserción laboral. También se encuentran mejoras en la situación económica y la probabilidad de estar empleado, aunque en estos indicadores la incertidumbre respecto al tamaño de los efectos es mayor”, ha señalado Mónica Martínez Bravo, secretaria general de Inclusión.

Este proyecto experimental ha proporcionado evidencias que ahora habrá que trasladar a las políticas públicas de las diferentes Administraciones públicas para que las inversiones en estos programas consigan mejores resultados, explican sus promotores.

El programa demuestra que aumentar el número de profesionales en los programas, invertir en aquellos especializados en la relación con las empresas y, muy especialmente, que los proyectos cuenten con presupuestos para poder financiar apoyos personalizados, elegidos y gestionados por los participantes (especialmente para vivienda y formación, pero también para transporte, imagen personal o conectividad) genera mejores resultados a un coste más eficiente.

Comentarios