2.500 jóvenes con discapacidad intelectual se forman en universidades para su empleo

Los jóvenes se han acogido en los últimos siete años al programa UniDiversidad, impulsado por la Fundación ONCE para mejorar las posibilidades de reinserción laboral de este colectivo.
HAZ19 febrero 2024
<p>En la imagen, los 15 jóvenes y sus tutores que se formaron el curso pasado en competencias para el empleo en la Universidad de Sevilla. Foto: US.</p>

En la imagen, los 15 jóvenes y sus tutores que se formaron el curso pasado en competencias para el empleo en la Universidad de Sevilla. Foto: US.

Impulsado por la Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo, el objetivo del programa UniDiversidad, que cumple ahora su séptima edición, es mejorar la inserción laboral de los jóvenes con discapacidad intelectual, un colectivo con especiales dificultades para encontrar empleo.

Desde entonces, 2.500 jóvenes se han formado o siguen formándose en competencias para el empleo en universidades españolas. De media, son unos 350 jóvenes los que pasan cada curso académico por las aulas universitarias y del total, un 25% ha conseguido trabajo.

Para analizar estos datos, la situación del programa y sus posibilidades de mejora, Fundación ONCE celebró este viernes una jornada de trabajo en la que participaron representantes del Gobierno, universidades y sector de la discapacidad.  Todos ellos coincidieron en la necesidad de llegar a más empresas de acogida para la realización de prácticas por parte de los alumnos que participan en esta iniciativa y en la importancia de avanzar en el empleo con apoyo de la mano de Inserta.

En el evento se valoró también  los Campus de verano UniDiversidad, una iniciativa enmarcada en este proyecto de formación que llevó a cerca de 600 jóvenes con discapacidad intelectual a disfrutar de actividades lúdicas y formativas en distintos lugares de España, Italia y Croacia de la mano de 15 universidades y entidades del tercer sector.

El objetivo principal de UniDiversidad es ofrecer formación teórica y práctica a jóvenes de entre 18 y 29 años con discapacidad intelectual y mejorar así sus posibilidades reales de inserción laboral.

Para ello, la iniciativa cuenta con cursos de formación enfocados a mejorar la autonomía, conocimientos humanísticos y preparación laboral de los estudiantes, a quienes dota de habilidades necesarias para aumentar sus posibilidades de encontrar trabajo accediendo a puestos en la modalidad de empleo con apoyo.

Los programas se imparten en universidades porque la iniciativa se basa en el hecho demostrado de que la formación de personas con discapacidad intelectual en el entorno universitario en competencias profesionales generales y con una titulación emitida por una universidad incide positivamente en la mejora de su autonomía e inserción laboral en diferentes sectores empresariales, tal y como se ha constatado en las siete ediciones que se han organizado hasta la fecha.

Comentarios