Fisioterapeutas madrileños forman a personal sanitario en África

Gracias a las becas concedidas por la Comisión de Cooperación al Desarrollo y Voluntariado, Álvaro Cuñado y Nerea Roldán trabajaron como voluntarios en hospitales de Malawi y Senegal respectivamente
HAZ8 febrero 2016

Los fisioterapeutas madrileños Álvaro Cuñado y Nerea Roldán trabajaron voluntariamente formando a personal sanitario en el Hospital Comunitario de Alinafe, Mañawi, y en el Hospital de Saint Jean de Dieu de Thiès de Senegal respectivamente, gracias a las becas de cooperación que el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid concedió en 2015.

Gracias a la ayuda del CPFCM, que sufragó sus gastos de desplazamiento, Cuñado estuvo tres meses colaborando como fisioterapeuta con la ONG África Directo en dos proyectos, uno en el hospital anteriormente citado, y otro en el Centro de Salud de Mtendere.

En ambos casos su trabajo consistió tanto en formar a los asistentes de fisioterapia locales (enfermeros, nutricionistas, encargados de los huérfanos, técnicos del VIH, etc.), como en ofrecer asistencia en Fisioterapia a los pacientes que lo precisaban, llegando a tratar a unas 200 personas que se desplazaban desde un radio de unos 30 km para recibir tratamiento.

Pero además de aportar, Cuñado asegura haber vivido una experiencia muy enriquecedora a nivel profesional ya que su estancia allí le permitió tratar afecciones que no se dan en España, como patologías post-malaria con afectaciones del Sistema Nervioso Central (retraso motor, diplejias, hemiplejias…), deformidades del sistema musculo-esquelético o patologías originados por ataques de la fauna local, entre otras.

Para el fisioterapeuta, el apoyo del CPFCM a los proyectos de cooperación es “importantísimo” ya que en definitiva, “supone llevar la Fisioterapia a lugares de nuestro planeta donde la población la necesita mucho más que en los países desarrollados”.

fisioterapia-cooperacion-

Fisioterapia en el embarazo

Por su parte, Nerea Roldán, colaboró durante los meses de marzo y noviembre en dos proyectos de Cooperación en Senegal, uno en el hospital Saint Jean de Dieu de Thiès una ciudad del interior, y otro, en una maternidad rural en la aldea de Beer.

Durante sus estancias, Roldán formó a 30 matronas y a un fisioterapeuta en técnicas de preparación física en el embarazo, de mejora en los partos y de recuperación de secuelas postparto. Además, trató a más de 60 mujeres con distintas secuelas obstétricas y patologías uro-ginecológica.

La fisioterapeuta, que estuvo trabajando en estos proyectos durante cinco años antes de poder ejecutarlos, explica que su realización le ha supuesto mucha satisfacción tanto a nivel personal como profesional, y recomienda vivir este tipo de experiencias ya que “es la mejor manera de sentir la profesión y de sacar lo mejor de ti”.

“Por desgracia, en los países en vías de desarrollo hay muy pocos fisioterapeutas y la Fisioterapia especializada no existe, por lo que hay que asumir un compromiso por parte de todos, colegio y colegiados, para hacer llegar este conocimiento al resto del mundo”, asegura.

En este sentido, Roldán valora muy positivamente la implicación del CPFCM ya que “su apoyo hace que los proyectos de cooperación salgan hacia delante y facilita mucho a los voluntarios el poder colaborar”.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.