Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal: impulsando la rendición de cuentas - Revista Haz

Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal: impulsando la rendición de cuentas

La Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española fue creada en el año 2016 con la misión de impulsar medidas de transparencia y buen gobierno económico en la Conferencia Episcopal, asesorar a las diócesis y revisar los sistemas contables y de información.
HAZ14 diciembre 2021
<p>Monseñor Luis Argüello García, secretario general de la Conferencia Episcopal Española, en la presentación de la Memoria de actividades 2019. Foto: CEE.</p>

Monseñor Luis Argüello García, secretario general de la Conferencia Episcopal Española, en la presentación de la Memoria de actividades 2019. Foto: CEE.

A lo largo de estos años, la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española ha ido impulsando una serie de medidas tendentes a clarificar y normalizar el sistema de información contable con el fin de facilitar a las diócesis y entidades diocesanas cumplir con una correcta rendición de cuentas a las autoridades eclesiásticas correspondientes, así como someterse a procesos de revisión externa.

La elaboración de la información financiera de las entidades diocesanas ha ido encaminada a poder cumplir con la rendición de cuentas canónica, así como de responder a sus obligaciones tributarias, declaraciones y presentaciones de impuestos, no existiendo unas directrices únicas aplicables al conjunto de las diócesis para tal fin.

Desde el año 2016 se cuenta en el ámbito diocesano con un Plan contable para entidades diocesana de la Iglesia (PCEDI), que es una adaptación del Plan contable para entidades sin fines lucrativos.

El plan cuenta con un marco conceptual, normas de valoración, cuentas anuales (balance, cuenta de pérdidas y ganancias y memoria), y un cuadro de cuentas.

El PCEDI utiliza los modelos de balance y cuenta de resultados contenidos en el plan de pequeñas y medianas entidades sin ánimo de lucro. Sin embargo, se contempla que las entidades con un volumen determinado puedan utilizar otros modelos normales.

Por otro lado, el PCEDI 2016 no obliga a elaborar el estado de cambios en el patrimonio neto, ni el estado de flujos de efectivo, puesto que no se consideran absolutamente imprescindible para la mayoría de entidades.

El plan sí contempla una memoria económica y una memoria anual de actividades tanto para entidades del ámbito diocesano, como parroquial y una propuesta del cuadro de cuentas basada en el plan contable para entidades sin fines lucrativos.

Homogenización

Otra de las áreas en las que ha habido un importante avance, según el segundo informe Rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia. Informe de transparencia y buen gobierno de las diócesis 2020, es en adoptar un nivel de consolidación contable homogéneo en el ámbito diocesano.

El plan define un nivel de consolidación homogéneo que corresponde a las entidades que forman parte del perímetro del Impuesto sobre sociedades presentado anualmente: administración diocesana, parroquias y grupos parroquiales, hermandades, cofradías, seminario, catedral, fundaciones pías no autónomas, fondos sin personalidad jurídica civil, entidades sin personalidad jurídica civil, colegios y explotaciones económicas dependientes de la diócesis.

Las entidades diocesanas ya disponían anteriormente de un balance y una cuenta de resultados, información necesaria para la confección del Impuesto sobre sociedades de todas las entidades de la diócesis, pero el avance ha sido notorio, ya que desde la entrada en vigor de dicho plan contable, las diócesis españolas presentan sus cuentas anuales a la Conferencia Episcopal cada año para la elaboración de la Memoria anual de actividades, de forma homogénea y siguiendo para ello las indicaciones del PCEDI, e incluyendo el nivel de consolidación de entidades contemplado en el plan.

De esta forma, la aproximación a la realidad económica diocesana es cada vez mayor.

Desde el año 2016 se cuenta en el ámbito diocesano con un Plan contable para entidades diocesana de la Iglesia (PCEDI), que es una adaptación del Plan contable para entidades sin fines lucrativos.

Estas cuentas anuales, además de ser objeto de la rendición de cuentas, tienen coincidencia con las presentadas por las diócesis a Hacienda, así como las que se hacen públicas y se comunican al exterior.

Aunque la implantación del plan se encuentra aún en su fase inicial, se está trabajando para conseguir que sea plena, que permita someter a todas las diócesis a un proceso de auditoría financiera.

Además, dichas cuentas anuales al incluirse dentro de la Memoria anual de actividades de la Iglesia, se someten a un proceso de revisión externa realizado por una auditora independiente para la Conferencia Episcopal.

En total, y desde que empezó este proceso de auditoría en el año 2012, más del 80% de las diócesis españolas han participado, al menos una vez, en estos mecanismos de revisión.

La Conferencia Episcopal ha ido impulsando también otros procesos de supervisión y revisión contable en las diócesis y en sus entidades dependientes, como un sistema de revisión de los procesos de control interno llevado a cabo por otra auditora externa y que ha dado lugar a la aprobación en el año 2021 de un Sistema de control interno en las diócesis.

Desde la Conferencia Episcopal y con la ayuda de KPMG, se ha impulsado un proyecto para implementar un sistema de control interno en las diócesis alineado con buenas prácticas y basado en un Marco de control interno global para poder aplicar de forma homogénea en todas las diócesis.

El marco de control interno global incluye controles clave en los procesos significativos de las diócesis: bienes inmuebles, inversiones financieras, tesorería, subvenciones, donaciones y legados, fundaciones pías, compras y acreedores, gastos de personal, impuestos, ingresos y deudores, elaboración de la memoria y rendición de cuentas.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.