¿Qué información sobre el clima requieren los inversores de las empresas? - Revista Haz

¿Qué información sobre el clima requieren los inversores de las empresas?

En los últimos tiempos, se ha incrementado la atención sobre la utilidad de la información financiera relacionada con el clima para la toma de decisiones, en gran parte gracias al Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD).

En 2017, el TCFD publicó recomendaciones de divulgación en los elementos básicos de gobernanza, estrategia, gestión de riesgos y métricas y objetivos diseñados para solicitar la utilidad de las decisiones para que los usuarios comprendan los impactos del cambio climático en las organizaciones.

La presentación de las recomendaciones del TCFD ha incrementado la adopción de informes relacionados con el clima por parte de las empresas en los últimos años. Sin embargo, siguen existiendo dudas sobre si dicha información es realmente útil para la toma de decisiones de los inversores.

Una encuesta realizada en 2019 por la Alianza Mundial de Inversiones Sostenibles reveló que el 59% de los inversores encuestados no estaban satisfechos, en general, con la información relacionada con el clima de las empresas que cotizan en bolsa.

La gran mayoría de los encuestados no creían que los mercados estuvieran midiendo de forma coherente y correcta los riesgos climáticos en las valoraciones de las empresas y del sector. Por tanto, existe un desfase entre lo que exigen los inversores y lo que se comunica, y es necesario que las empresas informen mejor sobre los asuntos relacionados con el clima que sean útiles para la toma de decisiones.

Para destacar la información específica relacionada con el clima, en línea con las recomendaciones del TCFD, que los inversores consideran útil a la hora de tomar sus propias decisiones, el Climate Disclosure Standards Board (CDSB) ha publicado el informe Decision-useful climate-related information for investors. What, Why & How?

Todo ello teniendo en cuenta que los inversores no son homogéneos y tienen diferentes necesidades en función de su mandato de inversión, los plazos de inversión y el grado de recursos y sofisticación para integrar la información relacionada con el clima en la toma de decisiones de inversión.

¿Cómo se debe reportar?

En primer lugar, para que sea útil para los inversores, la información publicada debe incluir únicamente la información relacionada con el clima que sea relevante para los negocios, los mercados, la estrategia y la situación y los resultados financieros actuales y futuros de la empresa.

La divulgación de información irrelevante distrae y resta importancia a la información útil para la toma de decisiones, por lo que las empresas deben explicar claramente qué asuntos relacionados con el clima consideran importantes para garantizar que la información sea relevante, así como publicar y describir el proceso utilizado para determinar la importancia de la información relacionada con el clima en el informe principal.

La mayoría de las empresas siguen presentando información incompleta sobre TCFD, lo cual perjudica la utilidad de la decisión para los inversores e incluso puede ser visto de forma negativa si se considera que las empresas están “seleccionando” y centrándose solo en los aspectos positivos.

La mayoría de las empresas siguen presentando información incompleta sobre TCFD, lo cual perjudica la utilidad de la decisión para los inversores e incluso puede ser visto de forma negativa.

Del mismo modo, la información relacionada con el clima debe ser específica para la empresa en cuestión, en lugar de ser genérica y “repetitiva”.

Así mismo, aquellos informes demasiado complicados y técnicos no harán más que desviar la atención de la información útil para la toma de decisiones. Del mismo modo, la vinculación con otros asuntos en el informe anual, en particular la información financiera, ayudará a los inversores a contextualizar la información relacionada con el clima.

La comparabilidad a lo largo del tiempo, entre empresas similares, entre geografías y sectores y por clases de activos dentro de las carteras de los inversores es fundamental para los procesos de toma de decisiones de inversión.

Por último, la información relacionada con el clima solo puede ser útil para la toma de decisiones de los inversores cuando se considera fiable, neutral, libre de errores y es proporcionada de manera periódica y puntual.

¿Qué información sobre el clima debe comunicarse?

Existe una serie de asuntos específicos que los inversores desean conocer en cada uno de los cuatro elementos básicos de las recomendaciones del TCFD.

El primero de ellos es revelar cuál es la gobernanza de la organización en torno a los riesgos y oportunidades relacionados con el clima, lo cual permitirá que los inversores se sientan cómodos con el enfoque adoptado para la gestión de riesgos y la estrategia.

La falta de información sobre la gobernanza en relación con el clima denota que las empresas no se centran en este asunto, que la gobernanza en estas cuestiones es limitada y que, por lo tanto, las empresas no están preparadas para mitigar los futuros riesgos relacionados con el clima y maximizar las oportunidades asociadas.

Una expectativa clave de los inversores es la claridad del papel del consejo de administración de la empresa en comparación con el equipo directivo. Por tanto, la información debe indicar si el consejo de administración se limita a supervisar o si tiene el poder de decisión final en relación con las cuestiones relacionadas con el clima o si sigue siendo la dirección.

Los inversores también quieren saber cómo se traducen las decisiones y se integran en la estrategia de la empresa, si la ejecución es responsabilidad de la dirección, de un comité independiente o de las diferentes unidades de negocio de la organización, y también cómo se supervisa el progreso y se informa de él.

También, el hecho de que la remuneración esté vinculada a objetivos relacionados con el clima o a objetivos ASG más amplios proporciona una indicación de la seriedad con la que la empresa se toma las medidas relacionadas con el clima.

Una vez comprendida la gobernanza de una organización en relación con los asuntos del clima, los inversores esperan que se aclare la estrategia establecida por la dirección de la organización. Los inversores esperan una mayor vinculación entre los riesgos y las oportunidades relacionados con el clima identificados y las repercusiones financieras.

Para que la información proporcionada sea útil para la toma de decisiones, las empresas deben tratar de vincular el impacto de las acciones relacionadas con el clima a los resultados financieros.

Para que la información proporcionada sea útil para la toma de decisiones, las empresas deben tratar de vincular el impacto de las acciones relacionadas con el clima a los resultados financieros, por ejemplo, el ahorro de costes y la mejora de los beneficios de explotación gracias a la reducción de las emisiones.

A la hora de evaluar eficazmente la resiliencia de la estrategia de una empresa es necesario analizarla considerando múltiples escenarios climáticos. El análisis de estos escenarios indica a los inversores que la organización está adoptando un enfoque sólido para identificar y evaluar los riesgos y oportunidades relacionados con el clima y hacer que su estrategia sea resiliente.

Por último, en cuanto a la estrategia, es importante que los inversores comprendan cómo abordan las empresas las cuestiones relacionadas con el clima a corto, medio y largo plazo. Para ello, las empresas deben aclarar y definir específicamente a qué plazos se aplican sus informes.

La gestión del riesgo y las métricas no deben ser descuidadas

Al igual que en el caso de otros riesgos, los inversores esperan que se explique claramente el proceso seguido para identificar los riesgos relacionados con el clima, cuáles se han identificado, la importancia que se les atribuye y la forma en que la empresa ha respondido a los mismos.

No basta con que la compañía reconozca que los asuntos relacionados con el clima suponen un riesgo, ya que no es necesariamente un riesgo independiente. Los inversores quieren pruebas de que se ha tenido debidamente en cuenta la forma en que los riesgos relacionados con el clima pueden afectar y agravar los ya existentes.

Además de todo lo anteriormente especificado, los inversores quieren pruebas de que la empresa está ejecutando su estrategia y su transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, mediante la divulgación de métricas y objetivos.

Los datos genéricos tienen una utilidad limitada si no se relacionan con la estrategia real de la empresa, mientras que las métricas pueden proporcionar una visión de cómo la empresa se está preparando para un futuro con bajas emisiones de carbono, abordando sus riesgos y maximizando las oportunidades.

Si se hace bien, esto puede permitir a los inversores evaluar las ambiciones de la empresa a largo plazo, sobre todo si esta revela dónde han aumentado sus objetivos a lo largo de los años.

Del mismo modo, los objetivos escalonados a corto, medio y largo plazo proporcionan a los inversores una mayor visibilidad sobre la transición de la empresa. Los objetivos amplios (tanto en magnitud como en amplitud) en toda la empresa también ilustran el compromiso de la empresa con el cambio.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.