Cambios en Casa Real: El Rey publica su patrimonio y el Tribunal de Cuentas, nuevo auditor - Revista Haz

Cambios en Casa Real: El Rey publica su patrimonio y el Tribunal de Cuentas, nuevo auditor

Felipe VI ha decidido publicar su patrimonio personal como “una muestra de transparencia y ejemplaridad”. El gobierno decide que sea el Tribunal de Cuentas el encargado de fiscalizar los gastos de la Casa del Rey.
HAZ27 abril 2022
<p>Foto: Casa del Rey.</p>

Foto: Casa del Rey.

En una decisión sin precedentes en España, el Rey ha hecho público su patrimonio, que asciende exactamente a 2.573.392,80 euros, según apunta en un comunicado la Casa Real.

Esta cantidad se desglosa de la siguiente manera: 2.267.942,80 euros en depósitos en cuenta corriente o de ahorro, y en valores; y 305.450,00 euros en objetos de arte, antigüedades y joyas personales que han sido objeto de la correspondiente tasación.

Según Zarzuela, este patrimonio está principalmente constituido por las retribuciones que ha percibido de los presupuestos de la Casa del Rey en los últimos 25 años; primero como Príncipe de Asturias a partir de 1998 y, posteriormente, como Rey a partir de 2014. Dichas retribuciones ascienden a la cantidad bruta de 4.275.796,94 euros y de ellas han de deducirse las retenciones fiscales practicadas, así como el importe de los impuestos satisfechos a lo largo de esos 25 años.

Zarzuela precisa que el Rey presenta anualmente la correspondiente declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio.

La decisión del monarca de publicar su patrimonio se ha adoptado como una muestra de “transparencia y ejemplaridad” y tiene el objetivo de “reforzar la confianza” de los ciudadanos en la Corona, según fuentes de Zarzuela. Además, según consta en el comunicado de la Casa del Rey, se enmarca en las medidas que Felipe VI ha venido adoptando para “dar cumplimiento a su compromiso de renovar la Monarquía para un tiempo nuevo”.

El Tribunal de Cuentas fiscalizará las cuentas de la Casa Real

El Rey decidió hacer público su patrimonio el día anterior a la aprobación por parte del Gobierno de un Real Decreto por el que se reforma la estructura y el funcionamiento de la Casa del Rey. Este decreto, según Moncloa, “reforzará la transparencia, la rendición de cuentas, la eficiencia y la ejemplaridad en la Casa Real”.

Una de las principales novedades de esta normativa es que las cuentas de la Casa Real sean auditadas por el Tribunal de Cuentas, para lo que se formalizará un convenio de colaboración. En esta auditoría, el Tribunal verificará que las cuentas expresan una imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del organismo, así como los gastos de su presupuesto.

Hasta ahora los presupuestos de la Zarzuela eran auditados por la Intervención General del Estado, pero ahora esta misión recaerá en el Tribunal de Cuentas, como ocurre con los otros organismos del Estado.

Moncloa ha explicado que el Real Decreto no regula la declaración de bienes del Rey, que él publicará con la periodicidad que decida, y que el Tribunal de Cuentas no enviará al Parlamento la fiscalización de la Casa Real.

La norma cuenta con tres bloques: el primero, sobre la transparencia; el segundo, la eficiencia en el servicio público, y el tercero, sobre ejemplaridad.

En el ámbito de la transparencia y rendición de cuentas, destaca también la nueva regulación de la actividad contractual que, por un lado, introduce el principio de publicidad en las contrataciones que realice la Casa del Rey, “respetando en todo caso la autonomía presupuestaria y los principios del sector público”. Y, por otro lado, establece la necesidad de aprobar unas nuevas instrucciones de contratación y la obligación de publicar en la web de Casa Real la regulación del procedimiento presupuestario y de contabilidad.

Por último, el Real Decreto detalla toda la información que debe ser publicada periódicamente en la página web de la Casa del Rey, sin perjuicio de las obligaciones de publicidad que correspondan por ley. Esta información incluye, entre otros, el presupuesto y los estados trimestrales de ejecución, los contratos suscritos, las retribuciones, los regalos institucionales y la memoria anual de las actividades realizadas.

En el ámbito de la ejemplaridad se establece, entre otras medidas, la obligación de presentar una declaración de bienes para el personal de dirección y alta dirección a su nombramiento y cese.

Además, se establece que los regalos que reciba la Familia Real serán registrados y custodiados por la Casa del Rey, que también valorará si propone su incorporación al Patrimonio Nacional o su donación a una entidad sin ánimo de lucro.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.