Las empresas, única institución ética y competente, según el Barómetro Edelman

En un contexto de fuerte polarización social y de desconfianza en las instituciones, el Edelman Trust Barometer 2023, presentado en el Foro Mundial de Davos, revela que las empresas son las únicas vistas por los ciudadanos como competentes y éticas, ampliando la distancia con los gobiernos.
HAZ19 enero 2023

El Edelman Trust Barometer 2023 dibuja un panorama mundial social y económico poco halagüeño. Afirma que el tejido social se debilita en medio de divisiones cada vez más profundas y atribuye esta polarización “peligrosa” a la falta de confianza en las instituciones sociales, la crisis económica, la desinformación y la falta de liderazgo.

Según el barómetro, el 53% de los encuestados a nivel mundial asegura que sus países están hoy más divididos que en el pasado. La gente también teme por su futuro económico y solo cuatro de cada diez encuestados señala que ellos y sus familias estarán mejor en cinco años, una disminución de diez puntos porcentuales desde 2022.

En este contexto, la única institución que se salva y que está considerada como ética y competente es la empresa. Por el contrario, los gobiernos son vistos como poco éticos e incompetentes. Las compañías del sector privado sacan mucha ventaja ya que están 53 puntos por delante de los gobiernos en percepción de competencia y 30 puntos en ética.

Las empresas registran un aumento de 20 puntos en ética en los últimos tres años, lo que puede atribuirse a su desempeño durante la pandemia, su atención a los aspectos ESG (medio ambiente, sociales y de gobernanza) y su respuesta a la guerra en Ucrania, con más de mil compañías abandonando el mercado ruso, apunta Edelman. 

El barómetro revela que incluso aquellos que ven a su país más polarizado, consideran a sus empleadores como la única institución de confianza. De ahí que los ciudadanos quieran que las empresas actúen más en temas sociales y ayuden a restaurar el optimismo económico.

“Es tentador recomendar una mayor participación del sector privado en los asuntos sociales para sofocar la polarización, dado el alto nivel de confianza de las empresas. Existe expectativa por este curso de acción por parte de consumidores impulsados ​​por creencias y empleados activistas. Esto también es cierto para la población en general; en promedio, por un margen de seis a uno, los encuestados quieren una mayor participación de las empresas en los asuntos sociales. Se espera que los directores ejecutivos tomen una posición pública sobre temas clave. El 86% también espera que los directores generales desempeñen un papel en el fortalecimiento del tejido social”, afirma el CEO de la entidad Richard Edelman.

Ahora bien, en más de la mitad de los países encuestados los ciudadanos creen que las empresas corren el riesgo de politizarse cuando abordan temas sociales polémicos.

Según Edelman, la baja confianza en los gobiernos, la injusticia sistémica y la falta de valores comunes, es un descenso de un nivel aceptable de debate social a un “nivel crítico de polarización”. En casi una cuarta parte de los países encuestados (Argentina, Colombia, Estados Unidos, Sudáfrica, Suecia y España) se observa tanto una división profunda como puntos de vista arraigados.

“A nivel mundial, casi dos tercios de los encuestados observan una falta de civismo y respeto mutuo sin precedentes en la sociedad. Con la polarización, la ideología se convierte en identidad: mayorías abrumadoras, entre aquellos que tienen fuertes opiniones sobre un tema, se niegan a vivir cerca o incluso a ayudar a las personas con las que no están de acuerdo. Hay un impacto tangible en el lugar de trabajo, con solo el 20% de los encuestados diciendo que están dispuestos a trabajar junto a una persona que no está de acuerdo con su punto de vista”, señala Richard Edelman.

“A medida que se afianzan las opiniones divididas, no se confía en ninguna institución; solo el 27% de las personas con una mentalidad polarizada confía en el gobierno y solo el 34% confía en los medios, lo que lleva a un ciclo de disfunción”, añade.

Comentarios